educacion

RUTINAS SIN MULTITAREA

Este proceso de establecer rutinas sin multitarea se convierte en el mejor aliado de nuestra eficacia y mejora el rendimiento, va de la mano con la organización mental y física que tengamos para el funcionamiento de nuestra vida cotidiana. Para ello es necesario centrarnos en un solo objetivo y dejar de un lado todo aquel que interfiera en el desarrollo de este. Es importante que enseñemos desde pequeños a nuestros hijos a concentrarse por tareas.

El actor y especialista en artes marciales Bruce Lee decía: La concentración es la raíz de todas las capacidades”. Estas palabras nos indican que la perfección es el resultado de la concentración hacia la meta que nos hemos propuesto.

La destreza que vaya  desarrollando el niños en enfocar su atención a las rutinas sin multitarea es la dirección adecuada, le permitirá conseguir mejores resultados y disfrutar cada día más de lo que hace. En la actualidad es cierto que resulta difícil atender solo a una cosa pero se trata de establecer prioridades no de estar apagando el fuego.

Si estamos en la oficina no podemos pretender estar revisando los whatsApp de las amistades o las llamadas de la familia, salvo casos que realmente lo ameriten. Si estamos en casa con los deberes del hogar y el cuidado de los niños no pretendamos atender a las redes sociales, el móvil, revisar el correo y conversar con la vecina. De esta misma forma debemos ayudar a organizarse a nuestros hijos desde pequeños, si están pintando deben acabar del todo esa actividad para pasar a otra, si están viento los dibujos igual y así sucesivamente, si no los convertimos en toderos sin resultados.

Todo esto queridos amigos significa que debemos plantearnos evitar las mini tareas de puntos adversos y a trabajar sobre lo que nos lleva a resultados importantes, el mismo mensaje debemos trasmitir y enseñar a nuestros hijos, para establecer tareas sin multitarea os propongo las siguientes acciones necesarias para enfocarse:

  1. Extingue las distracciones. Concéntrate en una sola cosa sea trabajo, vida familiar, descanso o estudio. No mantengas a mano el teléfono móvil, las redes sociales abiertas o la televisión, esa osadía te lleva a la distracción total y lejos de estar atento a todo no prestas atención a nada. Tratemos de poner horario a nuestras distracciones en cuanto a internet y el contacto por las mismas, seamos conscientes cuantas veces revisamos el facebbok o el twiter y leemos: “Tomando un café”, “En la oficina”, “Descansando en casa”, entre otras tantas cosas y a todas les damos nos gusta o peor aún hasta las comentamos sin pensar el tiempo que invertimos en ello y lo poco productivo que eso es para nosotros. Educar a los hijos con la filosofía de que se puede hacer varias cosas a la vez, se traducirá en que no sabrán distinguir bien cuales son las verdaderamente importantes de las que no lo son.
  2. Vive el aquí y el ahora. Es muy probable también que las distracciones no vengan de fuera sino de nuestro propio ser. Para eso trata de mantenerte en el aquí y el ahora, deja el pasado atrás en lo que fue y el futuro en lo que no se sabe. Vive en el momento en que te encuentras y sobre el cual si pueden influir tus comportamientos. Dedícale tiempo a tus hijos sin nada más que los interrumpa, y enséñalos a que también disfruten de ti.
  3. Trabaja en intervalos. Para los que no están acostumbrados al trabajo sistémico una buena acción es aplicar la regla 25/5, es decir trabajar 25 minutos lo más centrados posibles en una sola cosa y descansar 5 minutos, de esta manera se contribuye a la preparación mental y física para una buena concentración. Esta técnica es indispensable enseñarla a los niños para estudiar y memorizar según las asignaturas que así lo requieran.

Queridos padres como lo expreso Swami Sivananda: “La influencia de los pensamientos en la concentración y reconstrucción del cuerpo es muy sensible y poderosa”. Aprovechémosla y enseñemos a nuestros hijos a sacarle el mejor partido.

LEE TAMBIEN 7 HABITOS PARA RUTINAS EXITOSAS

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *