consejos

EL REGRESO A CLASES…FIN DE LAS VACACONES

El regreso a clases y fin de las vacaciones es un tema que ya se va tratando en los hogares, hay países en los que ya están en el comienzo de actividades, en otros pronto se da el inicio. En general la preocupación que tienen los padres es como volver a la rutina y la adaptación a los habitos y horarios. La psicóloga Karen Cristi recomienda que padres e hijos conversen del fin de la temporada vacacional y del cambio familiar que se vivirá con la vuelta al colegio.

Es importante que los niños no sientan que el fin de las vacaciones es una especie de castigo o algo malo, por el contrario los padres deben acompañar con entusiasmo y flexibilidad.

A continuación te dejo algunos consejos que pueden ser de utilidad para retomar las rutinas basadas en los horarios y hábitos:

En cuanto a los horarios. Ir gradualmente adaptándolos a los nuevos horarios, explicarle el porqué de los cambios y los beneficios de los mismos. De esta forma se fomenta una actitud positiva al hecho de volver al colegio. De igual forma se desarrollan competencias y habilidades de planificación. El tiempo que recomiendo de adaptación es entre 3 – 5 días para no crearle estrés al niño.

Los horarios deben ser coordinados tanto los de comida como los de sueño, también es muy positivo realizar actividades lúdicas y de repaso escolar.

En cuanto a los habitos y rutinas. Recomiendo que los progenitores se involucren con sus hijos a cumplir los nuevos horarios y actividades en conjunto. De esta forma se les trasmitirá seguridad a los niños.

Los adolescentes requieren incluso más atención que los pequeños de casa debido a su independencia y ritmo de vida en la época de vacaciones suelen presentar más rechazo a la adaptación. Para los más pequeños hacer juegos con la vuelta al colegio, involucrarlos en los procesos de preparación de uniformes, útiles y libros resulta fascinante.

Haciendo uso de la inteligencia emocional podemos ayudar a nuestros hijos a volver a las rutinas  a través de:

  1. Optimismo. Un clima familiar agradable, tranquilo y armonioso le trasmite al niño: seguridad, confianza y alegría importantes para estimular el aprendizaje y los procesos sociales y educativos a los que se enfrentará el niño o el adolescente.
  2. Acompañamiento. El acompañar al niño en el desarrollo de oportunidades de aprender y adaptarse nuevamente al colegio estimulan el autoconocimiento, autocontrol y estimulan la motivación al igual que el desarrollo de habilidades sociales.
  3. Práctica y constancia. Ayudarán a que las habilidades y destrezas propias del niño le permitan lograr sus objetivos y motivarlo.
  4. La motivación intrínseca. Contribuye a la estimulación del desarrollo propio de las capacidades de cada niño abriéndole así los canales de aprendizaje.
  5. Comunicación. Trasmitirle al niño y al adolescente que se confía en él, en sus capacidades y voluntad de esfuerzo lo ayuda a vivir el proceso de adaptación con optimismo.
  6. Habilidades sociales. A través de la incorporación del niño o adolescente en las actividades extraescolares se les está dando la oportunidad de interrelacionarse socialmente y desarrollar sus propias competencias.

Queridos lectores ante cualquier situación y etapa que vivan nuestros hijos lo más importante es educarles desde el corazón, con calma y generarles confianza a través del amor.

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *