ama de casa

RESPONSABILIDAD DE MADRE Y AMA DE CASA

La responsabilidad de madre y ama de casa, es más común de lo que se cree porque aunque trabajemos en la calle siempre ejercemos este rol. Aquellas que hemos tenido la dicha de ser profesionales, trabajadoras independientes, gerentes, jefes, dependientas, en fin simplemente disfrutar de un trabajo fuera de casa, pero que  de la noche a la mañana por factores  que no vienen al caso les toca esta tarea, saben a que me refiero.

Una casa va más allá de levantarnos ponernos guapas y salir de casa con la mejor sonrisa para enfrentarnos a un día de trabajo, y esperar con ansias que finalice para llegar a encontrarnos con nuestra privacidad y disfrute familiar. Llevar un hogar y ser feliz sin caer en la rutina o sobrevivir a ella es de verdad un viaje quizás sin un destino feliz.

Madres y mas de casa sin morir en el intento, somos como unas super heroes que tratamos  primero que nada de continuar basando nuestras vidas en que el hogar es ahora nuestra organización y que al final del día debemos tener igual de ganas de estar en ella y con la satisfacción de haber logrado algo.

Partiendo de todo esto se pueden poner en práctica las siguientes de acciones para desempeñar la responsabilidad de madre y ama de casa de una forma más sencilla y organizada:

  1. Planifica tu día. Parece una tontería pero no lo es, si nos levantamos sin tener claro lo que debemos hacer al final del día todo será un desastre y seguro hemos hecho un montón de cosas sin terminar ninguna o sin que se vean resultados.
  1. Toma tiempo para ti. Una hora al día o más lo que tu jornada te permita debes dedicarte a ti, para darte una rica ducha, hacer ejercicio, ver un programa de televisión, leer o arreglarte el cabello. Recuerda ser ama de casa no significa que como mujer estés nula.
  1. Fija normas.Si eres  ama de casa eres tú quien ejerces de jefe, entonces debes saber qué es lo que se debe y no hacer por ejemplo las horas de comida se deben respetar, cada cosa debe tener un sitio y si se mueve debe volver a él. Ser ama de casa no significa ser esclava
  2. Fin de semana cero.Para estos días no debes tener labores pendientes, son días de vacaciones para ti. Recuerda que cuando trabajabas fuera era diferente, el fin de semana seguro te tocaba poner la casa en orden, ahora es lo contrario.
  1. Reorganiza tu horario. Al principio puede que te levantes más tarde porque da la impresión que esta todo controlado total estamos en casa. Pero si quieres tener un hogar limpio, ordenado, hijos atendidos, marido feliz y tu contenta, debes poner manos a la obra y quizás hasta levantarte más temprano que si trabajaras en la calle.
  1. Quiere y valora tu hogar y esfuerzo.Es probable que nadie se de cuenta de tu esfuerzo diario, pero el irse a la cama con la satisfacción de haber logrado lo que nos propusimos no tiene precio.

 

Queridas amigas  no es fácil pero nunca decaigan, el hogar debe ser un imán de cosas bellas y nosotras su principal joya, siempre quiéranse mucho.

 COMPLEMENTA ESTA LECTURA CON PLANIFICACIÓN FAMILIAR

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *