domino

RESILENCIA EN LA INFANCIA

La resilencia en la infancia tiene que ver con la capacidad se superar situaciones dificiles, el problema radica en que son pocos los padres que se preocupan por ayudar a los niños a desarrollarla.

Pero ¿por qué no nos detenemos a pensar en lo que le ocurre a las personas que siempre se adaptan y superan obstaculos, inclusive sin esfuerzo?. La respuesta es simple ese tipo de personas tienen una alta resilencia, los hace fuerte, constantes y los relaciona con su día a día. Si un niño  es capaz de desarrollar resilencia en la infancia será capaz de adaptarse e inclusive superar situaciones dificiles. Por ejemplo a un niño que no le guste ir al colegio, hay padres que se dedican a regañar e inclusive amenzar para que el niño vaya si o si. Una motivación para que el niño desarrollara la resilencia en la infancia sería indagar que hace que le niño no quiera ir al colegio, motivarlo a conseguir factores positivos y ayudarlo a gestionar situaciones.

Cuenta la fábula del perro y la liebre que “un perro de caza atrapó un día a una liebre, a ratos la mordía y a ratos le lamia el hocico. Cansada la liebre de esa cambiante actitud le dijo:-¡deja ya de morderme o de besarme, para saber yo si eres mi amigo o mi enemigo!”.

Así como le pasaba al perro que no era constante ni equilibrado en su forma de actuar puede suceder en muchas oportunidades en nuestra vida diaria. Todo se trata del nivel de conciencia que tengamos en todos nuestros actos y como nos establezcamos nuestros planes de vida para poder determinar si acariciamos o mordemos al éxito.

Todo parte siempre de nuestro yo interior, es allí donde se generan los más profundos pensamientos y sentimientos, creamos nuestros propios sueños y a través de ellos seremos capaces de reconocer lo que queremos o no lograr en cuanto a la educación de nuestros hijos, y si alguna situación lleva a una nueva oportunidad aprovechala para ayudar a tu hijo a desarrollar la resilencia en la infancia, porque los beneficios son para toda la vida.

Un estudio realizado en España sobre el emprendimiento elaborado por la Fundación Iniciador de emprendedores para emprendedores – Sage revela que en su mayoría los emprendedores son hombres, inclusive en el 2012 hasta un 63% de autónomos eran hombres, frente a un 37% que eran mujeres.

Estas cifras permiten reflexionar sobre el perfil de las personas que se atreven a buscar sus oportunidades, a innovar, reorientar su vida y buscar nuevas oportunidades. Esto en pocas palabras son las personas que han ido un poco más allá de los que se les presenta buscando una autorrealización y cumplimiento de sueños.

Pero lo curioso puede ser ¿por qué son los hombres y no las mujeres la que en su mayoría van por ello?, la respuesta pueden ser infinidad de factores: miedo al fracaso, inseguridad, falta de apoyo, no conocen su sueño, necesidad de control, excesiva planificación, solvencia económica, entre otros.

A las mujeres por naturaleza nos gusta tener más control, planificar y organizar con destreza cualquier cosa, ser constantes, incentivar a otros inclusive antes de motivarnos a nosotras mismas. La reflexión es para que esas cifras aumenten cada día más y las mujeres activen su creatividad en un 100% a fin de descubrir sus propios sueños, enfrentar el miedo a tener éxito e ir por él. Lo mismo ocurre con los padres y madres, los padres son más relajados, ponen normas con otro estilo y muchas veces tienen más aceptación de los hijos por su estilo light de ejercer la paternidad, las madres por ese pensamiento castigador de perfección se estresa más, le gusta más imponer y los resultados a veces se traducen en estrés y pocos logros.

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *