pensamientos

QUE EJEMPLO DAN LOS PADRES

Hola de nuevo a todos. Después de unos días de ausencia nos volvemos a encontrar y que mejor ocasión PARA HABLAR DE QUE EJEMPLO DAN LOS PADRES. Siempre he sido muy observadora y desde que soy madre mucho más y noto un común denominador  los hijos copian las conductas.

Venimos de vacaciones y seguro estamos más agotados que de costumbre. La soledad se convierte a veces en nuestro pilar de equilibrio, es a través de ella que escuchamos a nuestro cuerpo y compartimos con nosotros mismos, sin ella es imposible desarrollar la creatividad, desconectamos y recuperamos la serenidad, además con ella abrimos la mente y tomamos conciencia de nuestro propio ser. Estos momentos de introspección se le deben enseñar al niño desde muy pequeño, para ello debemos dar el ejemplo de reflexionar antes de hablar.

Bien lo decía Catón: “Nunca estarás menos solo que cuando nadie esté contigo”. Es una frase digna de reflexionar, pues no siempre consideramos que es así, la mayoría de las personas malinterpretan la soledad no valorando su espacio para mejorar como persona, aumentar la concentración y creatividad, madurar emocionalmente, construir nuestra propia identidad o simplemente ser más productivos. El ejemplo que deben dar los padres a de ir a enseñarle al niño que el jugar solo no es malo, que el estar un rato tranquilo y pensar es muy positivo.

Reflexiona sobre que ejemplo dan los padres, realiza tu propia introspección y realiza estos ejerccios:

                                                             

  1. Establece un tiempo de calma para ti de 15 o 20 minutos aldía. Este tiempo es tuyo, sin móvil, ni televisión ni nadie cerca. Puedes leer un buen libro, pensar en tus cosas, meditar, o simplemente descansar y reflexionar.
  1. Una actividad semanal a solas. En este tiempo puedes dar un buen paseo, ir al cine, al teatro o un museo, son alguna de las opciones, pero tu puedes seleccionar cualquiera que sea de tu agrado. La esencia de esta actividad radica en entender que la soledad no enseña a estar solo, sino a que seamos únicos, como lo dijo Emile Cioran.
  1. Un espejo para reflexionar. Cuando pasamos mucho tiempo en compañía, como suele ser normal porque somos seres sociables, llegamos a involucrarnos más en los problemas de otros que por los nuestros. Para frenar un poco es necesario hacer una retrospección y pensar sobre nuestro presente, observarnos a nosotros mismos y valorar si tenemos áreas de mejoras o asuntos pendientes para resolver.

 

Queridos amigos, como siempre el llamado a buscar nuestro propio éxito personal, profesional y social para poder educar con inteligencia emocional, si no estamos con nuestras emociones en calma no podemos ayudar a nuestros hijos a tener las de ellos en calma.

En este caso la moraleja consiste en valorar cada día más a nuestra propia compañía y lo de los seres maravillosos que nos rodean, alejarnos de los vampiros emocionales y mantener al margen las relaciones reactivas para poder atraer a las proactivas. Un beso y hasta la próxima

 LEE TAMBIEN EL PAPEL DE LA HUMILDAD EN LAS RELACIONES COMO PADRES

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *