rebeldia

PORQUE NO SER AMIGO DE LOS HIJOS

En estos días entre profesionales y amigas comentábamos porque no ser amigo de los hijos, el común denominador es que si pasamos de ser padres a amigos ¿Quién entonces ejerce ese rol?, quedaría nuestro hijo huérfano, ¿Pasarían los abuelos, tíos o amigos a serlo?, parece sarcástica la acotación pero no lo es, la verdad es que nadie solo los padres o tutores pueden y deben ejercer su rol.

No ser amigo de los hijos no significa que no se disfrute de su compañía, que se hagan cosas en común, que se compartan gustos y preferencias, salidas, charlas amenas y por supuesto que las relaciones sean de respeto, consideración y amor.

Otro aspecto que comentamos con mucha preocupación es que ahora se viven tiempos de problema de autoridad, ya en otras oportunidades os he hablado de lo mismo: “Las familias han pasado de ser autoritarias para convertirse en permisivas”, estos extremos son malos, todo debe tener un equilibrio.

El problema viene en la confusión de términos y es que muchos padres creen que una educación respetuosa es aquella que deja ser y hacer al niño y al adolescente lo que quiera. Y es muy diferente, una educación respetuosa se basa en límites, en dar opciones que sean aceptadas por todos y en donde los hijos saben que los padres merecen ser respetados, considerados y viceversa.

Por ejemplo en una educación respetuosa existen límites y horarios para hacer uso de pantallas, conversar y pasar tiempo en familia, en una educación permisiva posiblemente los padres pasen horas frente a la televisión con sus hijos pero no cruzan palabra.

El ser amigo de los hijos tiene las siguientes desventajas:

  1. Resulta irresponsable por parte de los padres, el ser amigo deja desprotegido a los hijos y eso es un derecho del niño y del adolescente.
  2. Los padres pueden escuchar y ayudar a los hijos en la solución de problemas, pero los hijos no a los padres.
  3. No existen normas, límites ni respeto.
  4. Se confunde tiempo juntos con satisfacer deseos y caprichos.
  5. El niño o adolescente se siente desorientado, no hay un ejemplo a seguir
  6. No aprenden a negociar, muchas veces se dedican a competir, por eso existen más escenas de berrinches, caprichos y malas contestaciones en los hijos de padres que son amigos de estos.
  7. Ante personalidades difíciles, los niños se pueden convertir en tiranos,

Todo esto también lo respalda Alicia Banderas presentadora del programa: “Escuela de padres…en apuros” dice claramente que los padres deben ser padres, armarse de valor y no ceder ante las conductas desafiantes y  caprichosas de los hijos. De lo contrario se estimula la rebeldía, se pierde el respeto y frente a niños o adolescentes con predisposición genética de tiranía se desarrolla con más facilidad.

Lo mejor ante cualquier circunstancia es no perder la calma, los padres perfectos no existen, las familias tampoco, lo esencial es vivir cada proceso con naturalidad, aceptar que cada niño es diferente, que hay factores genéticos que influyen y escapan de la mamo de cualquiera pero que incluso así se puede lograr educar a unos seres responsables y considerados.

No seas amigo de tus hijos, respétales su vida y que ellos te respeten la tuya, compartan tiempo de calidad tiempo de calidad y ante las peores situaciones no te doblegues a complacer sus chantajes, entiende que en la adolescencia es normal que ellos quieran revelarse y hacer lo que quieren pero si se los permites, tú como padre eres el que está  fallando y el que ha cruzado la línea del respeto.

Todos necesitamos limites, guías y apoyos en el camino, en la vida de los hijos son los padres los responsables de proporcionar todo esto, no dejes a tus hijos huérfanos.

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *