comportamiento infantil

MI HIJO DE 6 AÑOS NO QUIERE DORMIR SOLO

El día de hoy os quiero compartir un caso de una clienta, la cual me escribió: “MI HIJO DE 6 AÑOS NO QUIERE DORMIR SOLO. LUEGO DE MUDARNOS DE CASA, QUIERE DORMIR EN LA HABITACIÓN CONMIGO, COMO SU PADRE VIAJA Y TRABAJA FUERA SE NIEGA A DORMIR SOLO, ME LLEGA A LA HABITACIÓN, LA HORA DE DORMIR ES UNA PESADILLA Y A VECES POR EL CANSANCIO CAIGO RENDIDA Y AL DESPERTAR ESTOY O EN SU CAMA O ÉL EN LA MIA, PERO CUANDO VIENE SU PADRE YA TENEMOS PROBLEMAS…POR FAVOR AYUDAME”.

Los niños experimentan cambios y periodos de adaptación como los adultos e inclusive mucho más notorios y con más dificultad para afrontarlos porque aún no tienen la suficiente inteligencia emocional para reconocer, expresar y gestionar las emociones.

Vamos a conseguir que el pequeño duerma solo siguiendo las siguientes pautas:

  1. FASE DE EXPLORACIÓN Y ENFOQUE. A través de un pequeño juego donde se cambien los roles de madre e hijo a la hora de dormir hay que averiguar por qué del miedo a dormir en su nueva habitación, esto puede tardar alomemos un par de días hasta que el niño lo diga, también se pueden hacer dibujos escenificando la hora de dormir solo o inclusive en estos casos el que escriba o se invente un pequeño cuento ayuda a saber qué es lo que hace que el niño no quera dormir solo. Es importante estar totalmente seguro de los agentes que influyen en la acción del pequeño para lograr tratar la causa y no el síntoma.
  2. FASE DE ESCENARIOS Y PLANIFICACIÓN. Las causas de que el niño no quiera dormir solo pueden estar entre:
  3. Extraña el cambio de casa.
  4. Desconoce la casa nueva y no le genera confianza.
  5. No le gusta los colores, decoración de la habitación, muebles, posición de la cama, la luz o la oscuridad, las condiciones ambientales en general, el ruido la distancia que exista entre la habitación de él y las demás.
  6. Falta algún peluche o juguete que solía tener en la antigua vivienda.
  7. El cambio de vivienda si se genera con un solo progenitor los niños suelen asociar eso a un abandono de la otra parte y esto ocasiona el miedo y rechazo a la nueva vivienda.
  8. Pesadillas y no sabe expresarlas.
  9. Cuentos o historias que escuche entre amigos, compañeros del cole y otros.

(Todas estas son solo algunas ideas pero en la primera fase el niño solo las debe revelar)

En esta fase es muy importante saber el escenario en el que estamos porque para no escatimar en hacer los cambios que se consideren significativos para lograr que el niño duerma solo, tranquilo y feliz en su habitación.

Planificamos los cambios y organizamos su espacio acorde con sus necesidades, se repasan todos los puntos aquí planteados, se comparan y constatan con la información obtenida en la fase anterior, puede ocurrir que el miedo simplemente venga por sombras que se generan en su habitación por el tipo de luz o decoración que tenga, o ninguna de las anteriores, es decir, un proceso normal de adaptación, como sucede cuando vamos de vacaciones y los primeros días no podemos dormir bien en las camas del hotel.

Sea cual sea los cambios y lo que ocasione que el pequeño no quiera dormir solo, debe ser tratado por los padres, entendido y acordado el medio de acción, la información debe ser compartida y conocida por todos los miembros de la familia, tienes que saber que no solo lo pasas mal tu como madre que se cansa, el niño también la pasa muy mal, ellos necesitan mucho el descanso, la seguridad y tranquilidad.

  • FASE DE ACTUACIÓN. Esta es la más larga y la que más acompañamiento, paciencia y amor necesita, porque una vez que se tiene todo preparado para que él pueda dormir bien y solo, hay que enseñarlo como cuando se les quita el pañal, se pasaron solitos a la habitación a dormir o cuando empezó a comer solo, esto es inclusive más duro porque él aprendió algo, y por el cambio de vivienda se encuentra desaprendiendo lo aprendido antes.

Para la primera noche es importante que lo vayas preparando durante el día comentándole como te gustaría que fuera la hora de dormir, utilizando palabras de refuerzo y disciplina positiva tales como: “confío en que lograras dormir solo en tu habitación”, “sé que esta noche te quedaras tranquilo y contento durmiendo solo para descansar, mañana haremos muchas cosas divertidas”, “una vez que vayamos a dormir no puedes llamar a mamá ni venir a mi habitación, tenemos que descansar”, “eres un niño tan bueno, sé que hoy pasaremos la mejor noche después de muchos días”. Palabras más o menos, pero con mensajes positivos harán que el niño poco a poco cambie su visión de ver la hora de dormir y confié en él mismo. Esto lo puedes repetir las veces  y días que consideres necesarios.

Llegada la noche es posible que tenga levantare, el procedimiento es sin hablar más de lo justo, llevarlo a su habitación repetirle alguna frase y dejarlo en su cama, NUNCA  ABANDONARLO LLORANDO, esto empeoraría todo.

Cuando se quiere lograr que los niños duerman solos no se puede bajo ninguna circunstancia normal (fuera de casos clínicos) dormir con ellos en la misma cama o habitación, porque eso estropearía el proceso, le damos mensajes equivocados a los niños y no se enseña nada.

Lo que se hace es hacerle ver que si llama estamos cerca y lo atendemos pero no que la solución es dormir juntos. Podemos llegar a los 21 días con este espacio de aprendizaje pero los resultados serán la enseñanza para siempre.

Si te han gustado estos comentarios, comparte en tus redes sociales y ayudemos a otras madres y pequeños. Un abrazo y hasta una próxima.

 

COMO CONSEGUIR QUE TU HIJO DUERMA TE PUEDE AYUDAR A RESOLVER ESTOS PROBLEMAS

 

 

Compartir esta publicación:
5 comentarios
    • adafrancys
      adafrancys Dice:

      Muchas gracias por comentar, estoy para ayudar, al necesitar cualquier consulta no dudes en contactar. Feliz comienzo de año

      Responder
    • adafrancys
      adafrancys Dice:

      Me agrada mucho poder aportar algo en la educación de los niños y ayudar a los padres. No dudes en contactar si necesitas cualquier apoyo

      Responder
  1. Ysabel Carvajal
    Ysabel Carvajal Dice:

    La verdad es que la he pasado todas con mi hijo de 6 pero ahora como soy firme en la posición llama a su padre y este se queda dormido con el niño y es un error grave.

    Responder
    • Adafrancys
      Adafrancys Dice:

      Hay niños a los que se les dificulta más que a otros las rutinas y hábitos, el ser firme en una decisión ya es un logro para ti. Lo mejor sería que papá y mamá estuvieran con el mismo propósito para poder ayudar al niño con el hábito, aunque se tarde se puede lograr. Suerte y siempre a tu orden

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *