stress

MADRE COMBATE EL ESTRES

Al día de hoy madre combate el estrés se puede decir que se convierte en el lema de vida de muchas, es raro no ver, conocer o saber que las madres estamos sometidas a mucho estrés debido a las propias exigencias sociales, familiares e inclusive personales, es normal hasta ver como en las puertas de colegios, club de deportes o centros de actividades extraescolares las madres muchas veces hacen un esfuerzo por destacar o hasta competir por hacer ver que son las mejores.

 

Conozco casos que inclusive pretender dejar ver que sus hijos son perfectos…si,  si ese estilo de madres que dicen mi hijo come perfecto, de dormir ni hablar, se porta como un ángel, nada de pataletas, en fin, pienso a veces y si es así entonces eso no es un niño ¿es cómo un juguete hecho niño?

Pero no las juzgo, solo reflexiono y pienso que estoy segura que lamentablemente los niveles de estrés las llevan a esa necesidad de reconocimiento de que lo que hacen lo hacen bien, o que es tal el grado de expectativas que tienen que han perdido el equilibrio entre  los roles de madre, familia, trabajo o sociedad y buscan su reconocimiento a través de los resultados de los hijos.

Y como siempre os lo digo no hablemos ni de buenas ni de malas madres, solo somos madres y nuestros hijos seres únicos, evitemos esas aclaratorias comparativas en las que a veces hasta involuntariamente caemos como por ejemplo cuando vemos a un niño que no come algo y siempre alguna madre dice ayyy que raro fíjate el mío come de un bien, o la hija de… esa come de todo da un gusto verla.

Cuando caemos en eso aceleramos el estrés de la otra madre e inclusive el nuestro propio porque nos volvemos a enganchar en el círculo de preguntas de los ¿por qué? Y un sin fin de reproches tontos que a lo único que nos puede llevar es a crearnos más estrés o frustración. O como decía Shakespeare: “Es perder la vida en llenarla de demasiadas preocupaciones.”

Pues hoy quiero , madres que cambatan el estrespara ello os quiero compartir algunas acciones que nos ayudaran a combatir el estrés:

  1. Acepta que eres un ser humano normal, no la súper mujer que puede con todo.
  2. Organiza tu día con pocas actividades pero todas que se puedan cumplir, cuando queremos hacer muchas cosas probablemente no acabemos y eso nos haga sentir frustradas y estresadas.
  3. Comencemos el día con las actividades menos agradables y pesadas, en las primeras horas tendremos más energía.
  4. Aprende a decir NO para todo aquello que te resulte un esfuerzo, recuerda que el NO, bien dicho forma parte de la comunicación asertiva y fortalece nuestra inteligencia emocional.
  5. Delega las cosas según las responsabilidades del hogar.
  6. Organiza tu hogar y mantenlo. Practica el método de los 2 minutos.
  7. Relájate si tu hijo no cumple con tus expectativas, aunque al principio pueda resultar frustrante, recuerda que cada uno tiene su propio don, sus gustos y preferencias. No quiero decir con esto que si no quiere nunca verduras por ejemplo lo dejes pasar. No, me refiero a que si tú quieres que aprenda a tocar violín y lo intenta y no e guste no te sientas frustrada o fracasada.
  8. Aunque sea tentador evita las comparaciones, y mantén al margen a las personas que quieran hacerlas con tu hijo.

En muchas sesiones madres estresadas manifiestan que es muy difícil o les resulta imposible controlar el estrés porque dicen que el día a día es incontrolable y después de poner en práctica las siguientes acciones y con el adecuado seguimiento, cambian de opinión de vida y mejoran hasta su aspecto personal y emocional, esto consiste en:

  1. Hoy es hoy. No pienses en lo que pasará en el futuro, por muy cercano que sea, en el rol de madrelo principal es vivir el hoy, no podemos planificar si nuestro hijo se va a enfermar o si va a aprender a caminar x día, entonces vive hoy y ya.
  2. Respóndete ¿para qué vale la pena estresarme?, ¿qué logro con ello?, cuando estés consiente de que no existe beneficio alguno, te calmaras y te educaras emocionalmente para combatir el estrés.
  3. No te juzgues, a veces solemos ser nuestros peores jueces, somos duras a la hora de criticarnos, cambia esta visión y comienza a ver todo lo bueno que tienes y haces.
  4. Amate, felicítate por cada logro y reconoce lo bien que haces las cosas y apunta todo lo que quieras mejorar y aprender.
  5. Sonríe, arréglate y regálate los mejores momentos aunque sean cortos disfrútalos, por ejemplo si te gusta pasear, o hacer ejercicio o tomar un buen café hazlo cuando estés a solas y reflexiona. Conversa contigo misma y hazte críticas constructivas.

     Mamis todas, mujeres luchadoras y soñadoras mis respetos para cada una de vosotras que día a día están a cargo de educar a seres humanos indefensos y dependientes de nosotras, mi llamado a que seáis felices y eduquéis a las emociones para lograr una vida sana, saludable y libre de estrés.

 TE PUEDE AYUDAR EL SIGUIENTE ARTICULO Y APRENDE CON LA FORMULA QUE TE DEJO ALLI EN PADRES Y ESTRES

MADRE Y AMA DE CASA SIN MORIR EN EL INTENTO

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *