adolescentes

LO QUE YA NO FUNCIONA CON LOS ADOLESCENTES

Los tiempos cambian vertiginosamente y con ellos la forma de pensar y actuar de nuestros muchachos. Hace unos años cuando yo era adolescente si en casa se decía NO, esto se respetaba o el Y PUNTO…Os suena familiar? Pues esto es lo que ya no funciona con los adolescentes. Muchas veces cuando tratamos de implementar esas viejas técnicas de control vemos que no nos funcionan, que por el contrario se crea una guerra campal en casa y surgen conflictos de la nada.

Pues ahora está demostrado que los adolescentes quieren cada día ser tratados con más independencia, menos juicio y más autonomía. El problema aparece cuando todo esto no está acompañado de responsabilidades os parece conocida la situación de me voy de fiesta y mañana déjame dormir en paz, o que más te da. Estas y muchas cosas más aparecen porque durante esa etapa somos cambiantes, impulsivos y temperamentales además nos encanta medir fuerzas.

No funcionan los castigos y gritos porque el mismo cambio dentro de la sociedad ha hecho que el poder haya evolucionado y su ejercicio no este supeditado a gritos ni autoritarismo. Ojo no se confunda autoritarismo con autoridad y respeto. Una cosa es no ejercer la autoridad por la fuerza y otra es caer en un libertinaje por tratar de complacer al adolescente.

Durante estas etapas nuestros muchachos están en una época de transición  y se encuentran en cambios y confusiones constantes, como su nombre lo dice adolecen de algo, antes muchas veces con el silencio todo se resolvía, con el miedo a los padres todo se solucionaba, en la actualidad y con la ayuda de esta globalización ellos se sienten con el poder para estar de tú a tú con los padres.

Alguna vez les ha pasado que empiezan a preguntarle cosas a sus hijos y ellos os devuelven la pelota? Aquí perdemos, pasamos de dominar a ser dominados, antes no se perdían esos controles.

Ahora bien lo interesante es que ese cambio cerebral que tienen nuestros muchachos los podemos utilizar a nuestro favor con simple técnica y fórmulas de inteligencia emocional, algunas prácticas que podemos ejercer son:

  1. Cambia las estructuras de preguntas de los ¿por qué? A los ¿para qué?
  2. Practica la escucha activa, limítate a escuchar, si no estás de acuerdo, devuélvele sus palabras, de esta forma das la impresión de apoyo, y aunque no sea no demuestras el rechazo. Por ejemplo: Él dice matemáticas es aburrida, tu respondes vaya sí que es aburrida las matemáticas.
  3. Poder sin poder, está técnica se basa en cambiarle el chip de pensar que uno quiere mandar sobre ellos por  eres tú el que manda. Me explico: deseamos que nuestro hijo arregle su habitación y sabemos que hasta ahora eso era misión imposible, el plan consiste en por ejemplo decirles: oye entonces ¿cuándo acabes de hacer la habitación te vas con los amigos o tienes otros planes? Así simplemente se da por sentado que el cumple su obligación y él lo hará sin sentirse presionado.

Queridos padres, el camino sé que no es ni fácil ni color de rosa, pero una adecuada comunicación en el hogar, se verá reflejada en adultos sanos y preparados para continuar con vidas sanas.

 

TE RECOMIENDO DESCARGAR ESTE ARCHIVO ANTES DE SUPONER Y ENJUICIAR PRUEBA PREGUNTAR

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *