consultoria infantil

LAS TÉCNICAS EMOCIONALES PARA PADRES E HIJOS

Las técnicas emocionales para padres e hijos son el conjunto de procedimientos que se utilizan  para gestionar sus emociones, con el objetivo de vivir en armonía consigo mismo y con quienes les rodea. Van más allá de los conocimientos técnicos.

Un manejo correcto de las emociones exige que se enfrenten situaciones con capacidades de respuesta apropiadas, si estamos en un plano profesional a muchos nos ha tocado lidiar con clientes conflictivos, empleados difíciles, jefes incomprensibles y mucho más; en el plano personal muchas son las dificultades con las que día a día nos encontramos.

En cualquier relación es normal que cada parte vea las cosas desde su justa perspectiva, la línea de acción correcta es reconocer cuales son los sentimientos y emociones de la otra parte a fin de gestionarlos adecuadamente y conseguir relaciones duraderas y eficaces.

Todo esto se resume en que las emociones son realmente importantes. Intervienen en nuestra vida cotidiana. No son rastros del pasado que pasan con el tiempo. A pesar de esta gran importancia reciben poca atención dentro de la educación que recibimos, no nos enseñan a gestionar nuestras emociones para reconocer los estados de ánimo, comprenderos y manejaros satisfactoriamente.

Aunque parezca difícil no es imposible aplicar adecuadamente las técnicas emocionales. En un principio, aprender a identificar y utilizar lo que digan los sentimientos puede ser algo hasta si se quiere automático. Luego utilizar esas emociones para descubrir que influencia tienen en el pensamiento, seguidamente comprender las emociones a fin de examinar qué causa esos sentimientos y que ocurre con ello. Finalmente manejar las situaciones, no significa obviar algún sentimiento sino actuar con racionalidad y lógica.

Utilizar estas técnicas exige afrontar situaciones difíciles y plantearse soluciones y medios de acción adecuados para continuar adecuadamente. Para poder comenzar con está gran práctica propongo que se formulen las siguientes preguntas:

1. ¿Cómo se siente durante un día que cataloga bueno, normal y durante uno que percibe malo? ¿Con qué frecuencia los siente? ¿Señale todos los sentimientos que se hacen presente y la intensidad con que los siente en una escala del 1 al 5?(1 muy malo y 5 muy bueno)

2. ¿En cada situación en que piensa? ¿De qué modo influyen los sentimientos en los pensamientos?

3. ¿A qué atribuye esos sentimientos? ¿Cómo pueden evolucionar esos sentimientos? ¿Piensa qué pueden cambiar en un futuro?¿Por qué?

4. ¿Qué piensa usted que puede hacer con sus emociones? ¿Cuáles cambiaría ¿Indique cómo manejaría adecuadamente los sentimientos de modo que pueda utilizarlos para decisiones acertadas y comportamientos que motiven?

Este pequeño ejercicio reflejará como es uno mismo y como se afrontan las situaciones, su entendimiento permitirá hacer más fácil la complejidad de la vida. Si nos situamos en un plano profesional aquellos que siguen la línea de acción consiente de los sentimientos, emociones, acciones y consecuencias actúan con sensatez, justicia y en pro del beneficio no solo suyo como compañía sino de quienes les rodea.

Un gran director como lo fue William Clay Ford III, bisnieto del fundador de la Ford creo su fortuna a favor del medio ambiente. El reconoció que el enorme consumo de los todoterrenos era nocivo para el planeta. Aunado a esto mostró su preocupación por los empleados de Ford. Esto muestra que cuanto más conocemos nuestros sentimientos y emociones mejor podremos actuar en cualquier ámbito. Era capaz de identificar como se sentían los demás, siempre actuaba con empatía y asertividad.

En el plano personal existe una historia de una joven profesional Licenciado en Administración y Dirección de Empresas con un Máster en Dirección de empresas de 38 años director de una compañía. Casado con una familia. Como es normal en estos tiempos de crisis la empresa para la cual trabajaba desde hacía muchos años quebró y cerró.

Al recibir esta noticia en conjunto con sus prestaciones de antigüedad sus sentimientos eran muchos: tristeza, rabia y odio durante muchas horas estuvo caminando pensando que hacer su familia como podría en estos momentos tras tantos años dedicados a una sola empresa volver a comenzar de cero.

Luego de esta larga caminata decidió ir a casa a compartir la mala noticia con su familia, de donde consiguió un gran apoyo. Pasado una semana, tiempo prudencial para asimilar cuál era su realidad y pensar en un plan de acción comenzó con la primera opción que era la de buscar empleo en el área que conocía desde hace muchos años, en esto estuvo 6 meses y no obtuvo ningún resultado.

Durante este desempeño se dedicaba más a su casa y a sus hijos, descubrió que de esos sentimientos negativos estaban aflorando otros buenos: alegría y felicidad por estar cerca de su familia. Un día pensando en todo esto y en su plan de acción decidió cambiar la estrategia y empezar a buscar opciones para trabajar desde casa y buscar la forma de conseguir dinero y estar cerca de su familia. Así fue como decidió montar su propio negocio en el cual está fascinado y trabaja con su esposa.

En este caso él actuó con las técnicas emocionales, primero reconoció los sentimientos que se derivaron tras ser despedido, en segundo lugar utilizó esas emociones para saber cómo influenciaban su vida y fue como creó su plan de acción, analizó esos sentimientos de rabia, odio y tristeza y los transformo en alegría y felicidad y finalmente tras vivir cada momento como debe ser actuó con inteligencia se reinventó y salió adelante.

Nadie dijo que fuera fácil pero tampoco imposible

TE PUEDE INTERESAR EDUCACIÓN CON HABITOS EMOCIONALES

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *