pensamiento

LA PLANIFICACION FAMILIAR

Considerando un poco las enseñanzas de Igor Ansoff padres de la planificación estratégica, os puedo decir que la planificación familiar  además de ser un proceso exigente, requiere reflexión, conocimiento, estimaciones y considración de elementos externos y más si estamos en busca de un hijo. 

Da la impresión de una dirección segura o almenos menos improvisada, es una manera de reducir la incertidumbre a través de la previsión del cambio, de mirar hacia delante; reducir las actividades antieconómicas, descubrir el desperdicio y las ineficiencias; establecer los objetivos que deben utilizarse para facilitar el control debe ser un objetivo primordial dentro del hogar.

Antes de iniciar cualquier proceso, es imprescindible determinar los resultados que se pretenden lograr, razón por la cual para llevar a cabo los objetivos propuestos se necesita decidir qué debe hacerse, cuándo ha de hacerse y quién lo hará, es decir, realizar planes y ello constituye la planeación que es la concepción anticipada de una acción que se pretende realizar. Esta acción debe ser elegida racionalmente y donde han de ser evaluados los objetivos, sus fines, los medios, la definición de las estrategias ósea las acciones que se van a realizar.

Para esto hay que valorar aspectos internos y externos. Todos estos elementos suelen ser valorados de forma implicita a traves de conversaciones y acuerdos entre la pareja cuando se prevee un cambio de trabajo, un viaje, el nacimiento de un hijo, la búsqueda de un colegio

Veamos un ejemplo sencillo, supongamos que nos queremos ir de vacaciones pero estamos limitados a un presupuesto. Pues bien lo primero tendríamos que plantear el objetivo que sea medidle, claro y viable,  en este caso diríamos irnos de vacaciones el 15 de agosto con 1000 euros, luego tendríamos que valorar las opciones playa, montaña, después miremos un poco de las elecciones turísticas, rurales, pensiones, hoteles por categoría y finalmente podemos valorar factores muy externos pero a tomar en cuenta el clima que se prevé.

Una vez tomada la decisión para solucionar el problema es el momento de ponerla en práctica, pagar, viajar y disfrutar. En el caso que no haya sido como lo planificamos debemos tomar notas de lo que nos falló en el proceso y cambiarlo o mejorarlo para el próximo viaje.

Estos procesos llevan haciéndose por años en las empresas y en la actualidad son métodos que los coach llevamos a la practica con nuestros clientes y es cada vez más notorio que los resultados que se consiguen son positivos, las personas cada día apuntan más por una vida planificada, las amas de casa incluso se preocupan más por planificar la limpieza, compra y atención del hogar. El común denominador se llama productividad.

Todos queremos ser más productivos evitar los cuellos de botella o no caer en el multitasking porque nos podemos retrasar en algún proceso. Es común escuchar a las amas de casa decir es que no soy un pulpo, no puedo estar a todo a la vez o los niños o la casa si no paro en loca. Pues bien estas herramientas cada día son más comunes verlas en la planificación semanal y la razón más sencilla es que los hogares son la primera organización en la que formamos parte.

Un objetivo sin medición, es un camino sin planificación y son unos resultados sin valoración. Mi llamado es a que apliquemos las cosas buenas de cada método, no todo es bueno ni a todos nos sirve, pero si podemos adaptar las herramientas a lo que necesitamos y explotarlas para nuestro propio beneficio. Hasta una próxima.

 PUEDES LEER TAMBIEN RESPONSABILIDAD DE MADRE Y AMA DE CASA

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *