HABITOS Y RUTINA PARA PADRES

Podemos decir que los habitos y rutinas para padres van a comprender el conjunto de acciones que se hacen de forma automatica, se enseñan y practican sin ningún ptoblema y que además los hijos copian de forma automatica, desde cierta perspectiva implica también el comportamiento emocional, es decir, identificar las emociones y las acciones. Al igual que una empatía y comprensión de las situaciones.

Debemos ser capaz de estar abiertos para los cambios que podamos necesitar hacer en nuestros hábitos, estar preparado para emprender acciones basándonos en hacer lo correcto desde una gran victoria privada para alcanzar la gran victoria publica como lo dice Stephen Covey.

Este primer elemento que nos ayudará a llegar al camino del éxito es nuestro cuerpo, pilar fundamental para nosotros, es quien nos mueve, nos expresa y es el reflejo real de lo que somos. Es elemental que se alimente adecuadamente y que repose lo suficiente sin esto las energías no fluirán adecuadamente.

Para lograr tener un cuerpo sano es básico que se repasen los siguientes hábitos y rutinas de los padres:

1. Visita un nutricionista, edico de cabecera o en todo caso revisa tu peso ideal.

2. Realiza los chequeos de rutina, control de hematología y lo que indique el médico de cabecera según tus necesidades.

3. Aliméntate sanamente, una dieta equilibrada es importante para controlar que nuestro cuerpo se nutra de vitaminas, minerales, energía y proteínas.

4. Hidrata tu cuerpo, recuerda tomar por lo menos ocho vasos de agua al día. Un cuerpo deshidratado se cansa, no desecha toxinas y no funciona adecuadamente.

5. Práctica algún deporte, si no eres de hacer deporte una sesión de paseo al día de una hora viene muy bien, también puedes probar con gimnasia pasiva desde casa.

6. Descansa lo suficiente, de seis a ocho horas es un tiempo óptimo para que duerma un adulto.

El mantener el cuerpo sano nos ayuda a que estemos en armonía, a estar preparados para poder canalizar cualquier emoción básica (alegría, tristeza, rabia y el miedo), las cuales se presentan a diario y es necesario saberlas controlar para poder continuar hacia el camino del éxito, evolucionar y siempre aprender de cada una.

La mente es el elemento emergente que guía al entendimiento, es nuestro gran motor para producir conocimiento, entendimiento, creatividad, manejar las emociones, actuar con racionalidad, aprender habilidades y destrezas. Percibe cualquier acontecimiento, se ocupa de éste y los convierte en experiencias o pensamientos, de esta forma la naturaleza interpersonal, social o emocional hace que esas fuentes de datos sean importantes.

Por ser una actividad del cerebro es importante que se le cuide y ejercite de manera adecuada, a través de esta práctica conseguiremos los siguientes hábitos:

1. Expandir el pensamiento, se debe mirar más allá de lo que es obvio, buscar descubrir nuevos elementos, producir nuevas ideas y buscar oportunidades.

2. Realizar ejercicios de estímulo mental tales como crucigramas, sopa de letras, escribir sobre un tema que apasione, completar sudacas y cualquier ejercicio de cálculo mental.

3. Practicar la inteligencia emocional, ser capaz de conocer, reconocer, usar, comprender y manejar nuestros propios sentimientos, emociones y los de quienes nos rodean, para canalizarlos de la mejor manera, actuar con empatía y asertividad.

4. Pensar en positivo, la negatividad es un mal del que muchos tienden a padecer y es un elemento que interrumpe nuestro equilibrio. Siempre un fracaso, dolor o tristeza es una oportunidad para comenzar de nuevo, madurar o apoyar a otros.

Todo depende con el cristal con que lo mires.

Nuestro tercer elemento es el ámbito espiritual el cual está relacionado con nuestras almas, los sentimientos y las emociones. Otorga un don que permite conectarnos con la creatividad, para ayudarnos a enlazar nuestro potencial interior.

Para conseguir un equilibrio y unos resultados efectivos es preciso trabajar sobre estos seis principios básicos de la inteligencia emocional, que además complementarán los hábitos y rutinas de los padres:

1. Las emociones son información, nuestros sentimientos nos reflejaran datos importantes sobre lo que pasa dentro de nosotros y como nos relacionamos con el medio ambiente exterior.

2. La creatividad esta siempre dentro de nosotros, pero es necesario estimularla.

3. Podemos fingir estados de ánimo y empatías, pero nuestro cuerpo tomara acciones.

4. Debemos incorporar gestiones para obtener un estado de armonía: ejercicios de relajación, respiración, meditación, tiempo de lectura y aprendizaje.

5. El contacto con la naturaleza es relevante para activar nuestras energías. Visita la montaña, ríos, playas o el campo en general.

6. Hay que explorar el exterior que nos rodea.

Este gran equilibrio que sin duda puede necesitar cambios de hábitos en nuestras vidas contribuirá a que nuestro camino al éxito sea más viable, si estamos en armonía, lo que pensamos, sentimos y como actuamos estará orientado a un mismo fin y ese objetivo es sin duda lo que nos apasiona, y en el cual reposa el gran éxito que se persigue alcanzar.

TE RECOMIENDO QUE LEAS EL EXITO DE LOS PENSAMIENTOS

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *