frases

HABITOS PARA SUPERAR LA FRUSTRACIÓN

Los hábitos para superar la frustración se basan en tres fundamentales: perseguir, persistir y lograr son tres palabras que te acompañaran en este camino y las direcciones que tomes para alcanzar lo que quieres. Lo primero que se debe hacer luego de reconocer las necesidades y capacidades de nuestros hijos es enseñar a los niños  a razonar con  acciones

Algunas personas piensan que si los niños no consiguen lo que quieren y lloran se les esta maltratando y esto es totalmente erado, el tema de los habitos para superar la frustración es elemental para una educación basada en inteligencia emocional, además los prepara para enfrentarse al mundo.

La preparación para adquir los hábitos para superar la frustración son :

1. Desaprender: consiste en desechar cualquier conducta negativa. Por ejemplo los niños que duermen en brazos.

2. Reaprender: es la capacidad que tiene un individuo para adquirir nuevos conocimientos y conductas. Por ejemplo cuando enseñamos al niños a dormir solo.

Todos actuamos sobre tres personajes que nos acompañan durante la vida y son: el mayor, el adulto y el pequeño. En este tema particularmente debemos estar en contacto con el adulto. Es este yo nuestro que nos ubica, razona, es nuestro enfoque a la realidad y pensamiento lógico. Trabaja con los cinco sentidos y está en alerta a la información que se encuentra en el medio ambiente, a través de él podremos llegar al éxito, está capacitado para aprender y reaprender con facilidad.

Los hábitos para superar la frustración son:

1. Perseguir.

Es el conjunto de esfuerzos que se realizan para alcanzar un objetivo deseado. En él se incluyen todas las metas personales, profesionales o sociales que pueda tener un individuo. Para que este proceso se realice satisfactoriamente es necesario:

· Proteger la tranquilidad, no entrar en conflicto con terceras personas, ni con uno mismo. Hay que enseñar al niño que hay que practicar muchas veces para aprender algo.

· Valorar prioridades en las acciones, por ejemplo si estamos enseñando a montar en bicicleta y a nadar hay que establecer cual es más importante.

· Evaluar acciones en conjunto para conseguir el resultado. Por ejemplo si queremos hablar inglés no basta con un curso, es necesario buscar ayuda y practicar lo aprendido.

2. Persistir.

Es la capacidad que tiene un individuo para mantenerse firme frente a sus deseos y acciones. Es directamente proporcional a la insistencia y perseverancia que se desarrollan para alcanzar algo. Si no enseñamos a los niños a que las cosas algo cuestan no aprenderan a que todo tiene un esfuerzo y no desarrollaran la capacidad de intentar varias veces algo para lograr un objetivo.

Cuanta más capacidad de insistencia genere un individuo más probabilidades de alcanzar el éxito tiene. Como dijo Toro Belisario “Solo se ha perdido cuando se deja de luchar”. No se trata de solo pensar y soñar con eso que nos apasiona, se trata de trabajar fuera de lo común, salir de esa zona de confort que tanto facilita la vida, la comodidad que ella produce. Esta fortaleza se debe desarrollar sobre elementos que aviven nuestros sueños. Para su impulso es conveniente:

· Asumir los resultados con madurez y sensatez. Por ejemplo los niños deben aprender a que si estan jugando y pierden no pasa nada, habra nuevas oportunidades.

· Crear un plan de acción o meta plan, considerando todas las variables posibles y estableciendo plazos. Por ejemplo si se esta aprendiendo inglés habra una programación y prácticas para consolidar conocimientos.

· Realizar un FODA, para trabajar sobre las áreas de mejora y valorar las oportunidades. Los niños deben aprender a estar consientes de sus fortalezas, debiliadades, amenazas y oportunidades.

3. Lograr.

Como lo dice un proverbio chino “Te caes siete veces, levántate ocho”. Este maravilloso punto está ligado al cumplimiento de nuestros objetivos al final de nuestro plan. Alcanzar un logro, conseguir la autorrealización no significa que no se presenten  obstáculos, significa que esos obstáculos fueron escalones que estaban en nuestra dirección para llegar al destino del éxito. Aqui una de las bases fundamentales para la educación que debemos establecer.

Estos logros van acompañados de elementos que siempre están presente, son variables y estan en el medio ambiente, ellos son:

· Objetivos y metas claras, medibles y alcanzables. No podemos ni pretender ni obligar a los niños a que hagan cosas por encima de sus capacidades.

· Madurez para afrontar resultados y dificultades. Enseñarles a manejar la frustración, a ser flexibles y empaticos.

· Autonomía y responsabilidad. Confiar en la habilidades y destrezas de los niños.

· Apoyarlos en sus logros y fracasos.

  ESTA LECTURA SE COMPLEMENTA CON: LAS 5 “C” PARA EDUCAR CON HÁBITOS Y AMOR

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *