niños

ESTIMULAR LA CREATIVIDAD EN LOS NIÑOS

Los niños por naturaleza son los seres más creativos que puedan existir, de su mente salen maravillosos ingenios, no se aburren porque su mente es capaz de imaginar muchas cosas divertidas a la vez, son capaces de crear juegos, personajes y solucionar problemas a su medida mucho más rápido que un adulto, de aquí que debemos estimular la creatividad en los niños, porque es algo que de por sí ya viene con ellos.

Ken Robinson educador, conferenciante y escritor británico realizó un estudio en donde constato que al preguntarle a un niño los usos que puede tener  un clip, te podrá decir más de doscientos, mientras que un adulto no pasará de los veinte. Este educador trabaja para cambiar el sistema educativo ya que parte de la idea que en él se trata que todos los niños hagan lo mismo, de esta forma se va disminuyendo la creatividad poco a poco.

De aquí entonces que si miramos un poco lo que ocurre en casa al pasar de los años cuando los niños comienzan a ir al colegio o inclusive antes, nosotros como padres también dejamos de fomentar esa creatividad o peor aún nunca la fomentamos y al final acaba por desaparecer.

El éxito de los adultos viene determinado porque son personas independientes, resolutivas, proactivas, flexibles, con capacidad de adaptación, con don de mando, facilidad para tomar decisiones; en resumen son aquellas personas que logran al pasar de los años reunir una serie de competencias personales que sumadas a capacidades técnicas, físicas, psicológicas o sociales los ayudan a ser competitivos.

El papel de nosotros como padres es desde pequeños educar con creatividad, enseñarles a ser autónomos, a que resuelvan sus propios problemas solos bajo nuestra vigilancia siempre sin peligros, a permitirles la oportunidad de equivocarse, frustrarse y volver a intentarlo. Esa maravillosa técnica de ensayo-error es la que les dará el aprendizaje y la creatividad los caminos.

A los niños hay que dejarles su espacio, sus habitaciones con sus juegos y pertenencias alcance, de manera que sea seguro para ellos seguros estar allí para jugar, crear, aburrirse o divertirse solos. Así contribuimos a estimular la creatividad. Si por el contrario todo lo controlamos nosotros ellos se limitaran a seguir nuestro patrón de conducta y no serán dueños de sus cosas, juegos o imaginación. Por ejemplo: si nos sentamos a jugar con ellos, aunque sea lo que ellos quieran de seguro las pautas las terminamos poniendo nosotros con una dosis de lógica y realidad y sería aquí cuando vamos poniéndoles limites a su creatividad inconscientemente.

Os propongo que dediquemos un rato sea un día, todos los días o el tiempo que se nos permita para dejar libres a nuestros niños, a pedirles que creen algo, que sean libres de jugar a lo que quieran, a pintar lo que deseen, a utilizar sus juguetes para lo que quieran y que poco apoco descubramos su don especial y lo estimulemos para que crezca.

TE RECOMIENDO LEER ABURRIMIENTO Y CREATIVIDAD

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *