consejos Adafrancys

COMO EDUCAR EN EL USO RESPONSABLE DE LA TECNOLOGÍA

Como educar en el uso responsable de la tecnología es un tema de moda, quizás donde muchos se preocupan otros lo asumen como un reto, hay familias que incluso ven al teléfono móvil como un enemigo causante de discordias y en fin que hay para todos los gustos. Sin embargo, lo cierto es que las personas no se enganchan al dispositivo pero si a la información que encuentran a través de él.

Un artículo que leí con datos extraidos de Common Sense Media afirmaba que el uso adictivo de internet tiene consecuencias graves, es un hecho que hay indicios de que el  uso desmedido de pantallas aísla a las personas de su entorno físico social y más allá de eso hay  casos de depresión, déficit de atención y otros. Que si bien no se ha determinado quien es el primero en aparecer (adicción a dispositivos o condición especial) si afirman los expertos que están relacionados.

La mayoría de las familias comentan que el uso de tecnología supone un problema para la educación de sus hijos, en algunos casos comparan la educación anterior con la actual y le atribuyen la dificultad actual de educar y poner límites, normas o dialogo con  los hijos como consecuencia de los dispositivos móviles.

En el caso de los niños y adolescentes manifiestan que su intimidad es violada por los padres porque le revisan con frecuencia los móviles, tablet y ordenadores, y quieren saber sus claves.

Los padres en general comentan que los hijos quieren aplicar la multitarea (hacer todo con el teléfono al lado), lo cual en muchos casos ha dado como resultado una baja en el rendimiento académico. El problema de esto es que a la final la atención no termina en ningún sitio, por el contrario la mente se dispersa con más facilidad y se da el caso entonces de que a la final no se concluye ninguna actividad.

En general las familias deben estar claras en:

  1. Deja de ser viable comparar la educación del siglo pasado con la de este siglo, eso no resuelve ni ayuda para nada, en este siglo la tecnología forma parte de la vida diaria, en todos lados que miremos está presente.
  2. Los dispositivos móviles no son el problema, ni hay problema porque existan, de hecho son una oportunidad para aprender a poner límites a nuestros hijos y a nosotros mismos, porque los niños y adolescentes son muy malos interpretando pero muy buenos imitando.
  3. Son un complemento en la vida diaria si pensamos un poco quizás los padres hacemos muchas cosas también con el teléfono, el detalle está en que se piensa que es más importante revisar el periódico digital que ver un video musical, sin embargo, dependiendo del contexto y con el ojo que se mire será o no transcendental.
  4. Países como Japón y en Estados Unidos se hacen campañas para prevenir el uso de dispositivos móviles antes de los 12 años de edad. La Academia Americana de Pediatría afirma que entre los 0 y 2 años los niños no deben tener contacto con esta tecnología, de los 3 a los 5 máximo 1 hora a l día y de 6 a los 18 2 horas al día.
  5. Los dispositivos móviles son radiaciones y ya la Asociación Mundial de la salud advierte que el estar sometido radiaciones beneficia la aparición de cáncer.
  6. El internet permite hacer muchas cosas que en persona resulta imposible hacer, por ejemplo verse con un familiar o amigo que esté en otro país, gracias a una video llamada eso es posible. La mala noticia es que un mal uso de la red también puede ser dañino, la información se propaga en segundos por todo el mundo.

Es abundante y apasionante el mundo de internet sus ventajas y desventajas pueden ser innumerables, no encuentro a los dispositivos ni las tecnologías un enemigo, pero si me gusta hacer un llamado a la conciencia de los padres para educar en un uso responsable de dispositivos móviles, video juegos, en general de lo que se llama pantallas y no vivir para la tecnología sino con la tecnología.

Consejos para normas y uso de móviles para niños y adolescentes:

  1. Respetar el tiempo a exposición recomendado por médicos y especialistas. (antes de los 2 años nada, entre 3 y 5 1 hora, de 6 a 18 2 horas). Aunque parezca muy poco para un adolescente se podría extender sin sobrepasar un 100%.
  2. En los primeros años bloquear toda clase de contenido para adultos, a través de aplicaciones y claves. A partir de los 6 años explicar los peligros a los que se exponen las personas con el uso de la red (información personal, proporcionar datos, imágenes y tener contacto con gente desconocida).
  3. Siempre se debe hacer uso de las pantallas en áreas comunes con la finalidad de poder supervisar sin ejercer una vigilancia.
  4. Los padres deben conocer las claves que poseen los hijos para el acceso a redes (en el caso de mayores de 15 años) o plataformas de juegos, en general para los sitios que frecuenten los menores.
  5. Orientar sobre los usos de mensajes y grupos de WhatsApp, los cuales deben ser en todo momento respetuosos y nunca prestarse para hacer daño o amedrentar a terceras personas.
  6. Hacerles ver que en internet no todo es cierto. Que a pesar de que cada día se amplían más las normas reguladoras se consiguen muchos fraudes e información falsa.

Algunas técnicas que he utilizado y recomendado son:

  1. En comidas descansan los móviles. Nunca se come con los dispositivos cerca, se dejan en otro espacio y solo se responde una llamada si es “urgente”.
  2. Sueño libre. Los dispositivos apagados y fuera de la habitación. Hay que ser responsables con la higiene del sueño y seguir las recomendaciones médicas para un sueño reparador.
  3. Multitarea “CERO”. Nunca el móvil en las habitaciones ni para leer, estudiar o dormir la siesta.
  4. Un cargado común. Para ser todos responsables con el uso del dispositivo se puede implementar un solo cargador en un área común de la casa y con derecho a cargar una vez al día.
  5. Compartir una película, paseo o lectura en común sin dispositivos cerca.
  6. Supervisar y comentar los sitios que se visitan en internet. Preguntar a los hijos para que visitas el sitio “X”, que consigues en el sitio “Y” de interesante para ti, con esto estaremos enterados de sus gustos y preferencias en la red.
  7. Antes de los 15 años no se debe permitir la participación en redes sociales, en caso de que las tengas deben ser muy bien supervisadas, sobre todo orientar sobre el uso sensato del contenido publicado, seguido y comentado. Un factor aquí muy relevante es que la red social en si no es mala, pero los adolescentes necesitan para desarrollar su inteligencia emocional un contacto y práctica social personal.
  8. Nunca alimentar o dormir a los más pequeños con el uso de tecnologías.
  9. Lo más importante, ser el ejemplo.

Papis y mamis nunca se ha dicho que educar sea sencillo, hay que hacerlo con mucho sentido común, pensar en las consecuencias positivas o no que tendrán nuestras decisiones para el futuro de nuestros hijos es la clave el éxito.

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *