Adafrancys Salazar

EDUCAR CON DISCIPLINA Y AMOR

Hola a todos. Hoy vengo a contarles un poco del libro del que soy autora “Educar con Disciplina y Amor”. Está dirigido a padres basado en el uso de la inteligencia emocional como medio para gestionar las emociones y a partir de ahí construir relaciones sanas padres e hijos basadas en el respeto, comunicación asertiva, amabilidad y firmeza sin recompensas ni castigos.

No existen recetas mágicas en la educación todo es un aprendizaje diario, siempre digo: “Somos padres sin manual y expertos en ejercicio”. Pero lo que sí es seguro es que la capacidad que tiene una persona para gestionar sus emociones va a determinar en gran medida el éxito de la misma.

Educar con Disciplina y Amor es acompañar a nuestros hijos a ser lo que pueden ser: “Seres maravillosos”, a través del desarrollo de sus propias capacidades, habilidades y destrezas haciendo uso de la inteligencia emocional. Es construir un estilo de educación familiar respetuoso en el que reine la asertividad como medio  de comunicación y estén presentes la amabilidad y firmeza.

La motivación de este título viene de mi deseo de trasmitir que es posible convivir de forma amistosa, armoniosa y cotidiana con las normas y límites de conductas sin ser éstos un impedimento para la felicidad de nuestros hijos. Es mi eslogan y fue el titulo más votado entre los encuestados para la selección del mismo.

Lo que muchas veces se le escucha a los padres es que quieren hijos felices y en este afán de conseguirlo se olvidan de la disciplina porque se satisfacen deseos y se otorgan recompensas. Estas últimas se acaban y cuando ocurre aparece la frustración y se puede convertir en un círculo vicioso. A través del libro propongo otros medios de gestión familiar, sin ellas ni los castigos.

Este aporte quiere contribuir con los responsables de guiar, acompañar y educar a los hijos: “LOS PADRES”, sin embargo, viviendo la época que estamos viviendo la invitación es también para abuelos, tíos y cuidadores que día a día con amor, dedicación y constancia están con los pequeños y no tan pequeños de casa.

Así pues planteo que los comprometidos con la educación de los hijos logren a través del uso de la inteligencia emocional expresar sentimientos, emociones, deseos, necesidades y se conviva siempre con el respeto y la comunicación asertiva, a fin de enseñar competencias emocionales como el autoconocimiento, autorregulación, motivación, empatía y habilidades sociales que ayudaran a formar al adulto del mañana.

En este libro os podréis conseguir con:

  1. Test prácticos.
  2. Ejercicios para resolver y comentar.
  3. Ejemplos de diferentes estilos de educación familiar.
  4. Tablas referenciales de conducta y como tratarlas.

El aporte se dirige a la consecución de objetivos propios entre padres e hijos dentro de un estilo de educación familiar único pero basado en el respeto, amabilidad, firmeza, gestión emocional y comunicación asertiva, con la finalidad de entender los comportamientos de los hijos y sacar de cada uno lo mejor de sí.

Las cuatro cosas principales del libro son:

  1. Propuesta basada en la inteligencia emocional.
  2. Parte del respeto del niño como ser único que es.
  3. Disciplina vista como el desarrollo de competencias, habilidades y destrezas de cada niño o adolescente como ser único que es.
  4. Amor como medio de relación entre padres e hijos acompañados de una adecuada gestión emocional

Dale Play y te comento:

Mi invitación a que este pequeño aporte forme parte de las bibliotecas familiares, es una especie de libro de bolsillo, estoy segura de que os podéis leer fácilmente y complementar con cada vivencia real.

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *