adafrancys disciplina positiva

EDUCAR CON CARIÑO Y FIRMEZA DESDE LA INFANCIA

Educar con cariño y firmeza desde la infancia parece ser algo muy trivial al que todo el mundo puede creer hacer, en los primeros años de vida está la base del aprendizaje, del aprendizaje y descubrimiento del mundo, también la mayoría de los seres humanos somos más dóciles a en esa etapa infantil. Este sistema educativo significa establecer normas claras sin recompensas ni castigos desde la amabilidad y el respeto. Muchas veces se resume en tratar a nuestros hijos como nos gustaría ser tratados.

Los tiempos han cambiado muchos profesores, padres y adultos en general se frustran al ver que en esta época algo es diferente y los niños también lo son haciendo que  sus comportamientos sean notablemente diferentes a los de antes.

Las estadísticas a veces no son muy alentadores hay alza en los divorcios, uso de pantallas, falta de conciliación familiar a pesar de ser un derecho por ley, abandono escolar, bullying, consumo de alcohol y drogas en adolescentes, estos aspectos influyen en los estilos educativos y en su mayoría son consecuencia de los mismos.

Existe una tendencia actual hacia el estilo paternal permisivo, ese en el que los padres son colegas de sus hijos, comparten experiencias y vivencias que inclusive no encajan dentro del rol de padres como el de compartir un cigarro a los 16 años con el padre o la madre. Muchas veces en consulta comentan algunos padres que lo hacen porque están seguros de que a sus espaldas lo harán. Grave error en esta conducta se demuestra que el adolescente esta huérfano, no hay quien oriente, guie y acompañe, es decir, quien ejerza de padre.

Es importante señalar que no se pueden pasar los límites que así como no se deja a un niño de 3 años andar solo por la calle, tampoco se puede dejar a un adolescente desprotegido sin normas, ni habitos ni rutinas, pus estas dan seguridad a la vida de niños y adolescentes.

El rol que se ejerce como padre desde la infancia debe ser el mismo siempre: guiar, acompañar, educar, ser ejemplo.  A medida que el niño crece esto parece cambiar y se llega a los extremos o autoritarismo para infundir autoridad y respeto o libertinaje para dejar hacer creyendo con ello que se otorga la felicidad a los hijos.

La importancia de educar desde la infancia con cariño y firmeza radica en:

  1. Los niños aprenden a ver las normas y limites como parte normal de la vida.
  2. Se sienten protegidos y entienden que las normas dan seguridad y son necesarias en la convivencia.
  3. Permite a los niños desarrollar la responsabilidad a través de las habilidades sociales que se dan en el hogar.
  4. Se le da la oportunidad al niño de desarrollar un pensamiento crítico.
  5. Los niños aprenden actuar sin estar en constante obediencia motivada a la amenaza o al castigo, es decir, conocen las consecuencias lógicas de sus comportamientos y actúan respecto a ellas.
  6. Se estimula la capacidad de hacer y se desarrolla la automotivación.
  7. Los niños y adolescentes llegan a conocer que tienen influencia sobre sus propios comportamientos y aprenden a tomar decisiones.
  8. Aprenden competencias emocionales como: autoconocimiento, autocontrol, empatía, comunicación y habilidades sociales.
  9. Estimula el conocimiento y gestión emocional.
  10. Aprenden a convivir con los límites y normas como parte de la vida dentro y fuera del hogar haciéndolos más flexibles, con responsabilidad y capacidad de adaptación.

Cuando se establecen horarios, rutinas y se dota a los niños de espacios adaptados a sus necesidades, se les permite conocer y explorar su ambiente, e ir más allá de lo que se le dice. Cuando un niño sabe lo que se espera de él, se le da la oportunidad de demostrar medios de acción que además serán creativos. Por ejemplo: Se establece el horario de hacer los deberes, se le acondiciona todo y se deja al niño hacerse responsable de sus obligaciones escolares. Al terminar los padres constataran que se hayan cumplido. Entre lo que él debe hacer y hace está la muestra de los esfuerzos propios del niño y como llego él hasta allí. Es muy probable inclusive que el niño acabe y se ponga a jugar, o plantee todo las dificultades que supero para cumplir con esos deberes.

En resumen el educar con cariño y firmeza desde la infancia es darles la oportunidad a los niños de sentirse responsables y motivados por obtener sus propios logros gracias  a sus capacidades y uso adecuado de recursos respetando los acuerdos establecidos.

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *