pensamientos

EDUCACIÓN EMOCIONAL

Ya sabemos que es la época donde el orden y la limpieza parecen están marcando a tendencia y estos vienen ligados a todo lo relacionado con nuestra vida, en especial la parte emocional, de aquí que nos esforcemos por relacionar nuestra vida y educación emocional con el día a día y la educación de nuestros hijos.

Una vez que estamos consciente de querer vivir en armonía y felicidad, debemos pisar tierra y saber que hay cosas que nos sobran, que no son útiles y que debemos desechar de inmediato para poder adquirir nuevas experiencias basadas en una vida con educación emocional, algunas de las que intervienen en la educación emocional  son:

  1. Reconoce tus propios estados de ánimo y desecha las excusas para postergar aquello que se puede convertir en un hábito sano o lo que podría ser saludable para tu vida en cualquier ámbito espiritual, familiar, profesional o familiar). Por ejemplo no voy al gimnasio porque no tengo tiempo.
  1. Conócete a ti mismo y aceptate. Es primordial que conozcamos todas nuestras fortalezas y de aquí debemos partir para explotar todo nuestro potencial, no debemos confundir el querer aprender con la inseguridad. Por ejemplo: Quiero aprender una nueva profesión pero como no la conozco me aterroriza la idea de fracasar y no lo intento. Esto suele suceder cada vez que queremos emprender algo nuevo. El detalle para el éxito depende de nuestra confianza para poder crecer y aprender sin miedo.
  1. . Bien dice un dicho: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Pues hay que comenzar por aprender a no sustituir o postergar actividades importantes por otras irrelevantes. Por ejemplo: no leer un libro por ver un programa de farándula. La primera actividad nos dejaría mucho valor agregado, pero la segunda suele ser más fácil y atractiva.
  1.  No es efectivo complacer a todo el mundo, primero que nada es casi imposible y segundo te llena de estrés y hasta frustración. No se puede complacer a todo el mundo el único que debe estar complacido es uno mismo con su forma de ser y actuar, la naturalidad y espontaneidades ser el principal ingrediente.
  1. Desecha las quejas. Muy lejos de quejarte comienza por buscar las cosas positivas en todo lo que te rodea, esto resulta muy difícil pero no imposible. Hay aspectos que se alejan de nuestro ámbito de influencia y que nos pueden desgastar manteniéndonos en quejas y agotamiento físico y mental. Por ejemplo: la mala situación de un país, no la podemos resolver pero podemos buscar nuevas oportunidades y luchar por nuestra propia vida.
  1. Este elemento resulta ser muy influyente en nuestro equilibrio emocional y mental. Recordemos siempre que somos un imán, lo negativo atrae negatividad. Si no cambiamos el orden de nuestros pensamientos, nuestras acciones tampoco podrán cambiar. Por ejemplo: si decimos no busco otro trabajo porque no voy a conseguir, prefiero quedarme así aunque no me guste. Es probable que mi desempeño sea bajo, mi nivel de estrés alto y que no consigamos otro trabajo porque ni siquiera lo intento.

TE PUEDE INTERESAR LAS TÉCNICAS EMOCIONALES PARA PADRES E HIJOS

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *