educación salamanca

EDUCACIÓN DIVERTIDA

Todos quienes somos padres o ejercen dicho rol saben lo hermoso, difícil y emocionante que es el papel de educar a los niños. Desde casa se enseñan los valores, normas y costumbres que luego serán trasladadas al mundo social al pasar de los años, y que mejor que hacer la educación divertida para nosotros y nuestros hijos.

Muchas veces nos sentimos agotados de tanto repetir un no, de inculcar las normas, de repetir lo que hay que hacer y lo que no, de estar ahí para corregir, arreglar o simplemente llamar la atención. Pero no obstante cuando es el caso contrario que estamos ahí para felicitar, gratificar y ver lo bueno, nunca nos cansamos y peor aun muchas veces ni nos enteramos de lo bien que va todo. Pues hemos gastado las energías en lo negativo.

     Es mejor decidirse por la diversión y todos en casa a pasarlo bien, para ello debemos considerar los siguientes puntos:

  1. Las normas siempre deben ser puestas por los adultos bajo conocimiento y entendimiento pleno de los menores. Por ejemplo: No se usa el móvil a la hora de comer, porque es un momento para compartir y atender a la familia.
  2. Las obligaciones deben ir en beneficio de todos y no son negociables. Por ejemplo: Los deberes se deben hacer el día que se ponen en clase. De esta forma tendrás más tiempo libre.
  3. Los niños pueden participar en la propuesta de  menú de alimentación, así estarán involucrados en labores de casa y se les inculcará hábitos saludables.
  4. Deben participar en las labores de casa de acuerdo a su edad. Se les puede dar a escoger entre tres actividades y felicitarlo cada vez que la culmine con éxito.
  5. Sin castigos, deben aparecer las consecuencias lógicas. El menor debe entender que cuando hay una falta existe una consecuencia sin alterar el amor y la armonía de casa. Por ejemplo: tener un libro de faltas y si el niño tenia que jugar hasta las 7 y lo hizo hasta las 8 pues en ese libro podrá copiar una cantidad de veces que no debe jugar más del tiempo pautado.
  6. Siempre tiempo para divertirse, todas las semanas es  muy importante compartir algún momento en familia, tener tiempo para reír, hacer bromas y demostrar amor.
  7. Nunca olvidar los hábitos y rutinas. La familia es la primera organización que manejamos si soltamos el timón y no sabemos a dónde vamos no podemos exigir que quienes van el él lo sepan.
  8. Si los menores son pequeños hacer todo a modo de juego y diversión, crear pizarras donde ellos mimos escriban o dibujen lo que tienen que hacer ellos y los padres, inventar bonos de buena conducta, en fin todo un ambiente de alegría y gratificación.
  9. Si el cansancio te lleva de los nervios, para un poco tomate un día de descanso y respira profundo, pero siempre ten presente que nuestros hijos no son culpables de nuestras vidas, son nuestra proyección y seremos su espejo.
  10. Disfruta cada logro, pasa y supera cada inconveniente y agradece por ser padre o madre de ahí parte todo para nuestra diversión, si estamos alegres y orgullosos de ser quien somos se lo proyectaremos a ellos y el resultado será una gran familia.

Un gran saludo para todos mis queridos lectores y la invitación como siempre hacer cada día mejor personas y estar en paz con nosotros mismos para poder proyectar luz.

TE RECOMIENDO QUE LEAS EDUCACIÓN CON HABITOS

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *