conciliacion familiar

CUÁNTO TIEMPO DEDICAN LOS PADRES A LOS HIJOS

Los padres cada día tenemos que enfrentarnos a nuevos retos, más horas de trabajo, reinventarnos constantemente para poder cubrir las necesidades dentro del hogar, ésta es la tendencia de los factores que socialmente se repiten. Ya las madres no se pueden dedicar exclusivamente al cuidado de los hijos.

La mayoría de madres tienen que cumplir con labores dentro y fuera del hogar, los hombres siguen con la directriz del trabajo fuera de casa. En todos estos escenarios los hijos y en especial en las ciudades grandes están sufriendo de estrés, sienten muchas veces que no son tomados en cuenta por los padres y aseguran pasar muchas horas fura del hogar.

Son lo hijos en general a quienes se les quita tiempo de calidad con sus padres para poder los progenitores cumplir con sus labores. Una encuesta que se hizo en España con un grupo de 1024 padres arrojó los siguientes resultados:

  1. El 81% de padres manifestó que el tiempo que pasan con sus hijos es para darles de comer, ducharlos y acostarlos a dormir.
  2. El 77% de las madres manifestaban que solo pasaban alrededor de 2 horas con sus hijos.
  3. El 46,3% ayudaba en la atención de las necesidades de los hijos.
  4. Un 68,7% manifestó que solo charlaban algo con sus hijos, 50,6% jugaba y el 47,6% aprovechaban el tiempo para hacer deberes.

Estas cifras son poco alentadoras hay una clara tendencia de que los padres requieren de más tiempo para dedicarle a sus hijos. Manifestaban que la conciliación familiar en muchos casos brilla por su ausencia, que se tienen que mantener a los niños en actividades extraescolares y que el mismo agotamiento del trabajo impide pasar más tiempo con los hijos.

Sinceramente vivimos en un mundo que va de prisa, todos estamos sometidos al factor tiempo y al factor economía. Pero si no somos capaces de establecer prioridades en nuestras vidas como el tiempo para estar con nuestros hijos, no nos ocupamos de su mundo, de sus necesidades emocionales, de sus preocupaciones, el día de mañana no podremos sorprenderos por nada. Dale Play y te cuento:

El tiempo que se pasa en familia es fundamental para conocernos todos dentro del hogar, aprender a relacionarnos satisfactoriamente y gestionar nuestras emociones y las de nuestros hijos.

Los beneficios de la convivencia y el tiempo de calidad se traduce en:

  1. Estimula los vínculos afectivos entre los diferentes miembros de la familia.
  2. Fortalece la autoestima de los hijos.
  3. Fomenta el aprendizaje desde los más pequeños hasta los más grandes de la familia.
  4. Contribuye al buen manejo del estrés.
  5. Contribuye a la escucha activa y la comunicación asertiva.
  6. Permite una adecuada gestión emocional.
  7. Estimula la formación de habilidades sociales y la solución de conflictos.
  8. Desarrolla la confianza en todos los miembros de la familia.
  9. Permite una aceptación clara de las normas por parte de todos dentro del hogar.
  10. Cada persona conoce su rol en la familia y lo que se espera de él.

El tiempo de calidad no tiene nada que ver con la  cantidad de horas o no que se pasen juntos tiene que ver con la verdadera convivencia y atención que se le dé, algunos ejemplos de tiempo de calidad son:

  1. Cada momento debe ser placentero para jugar hablar o hacerse bromas, con esto se mejora el clima y se combate el estrés. Cuando se estén vistiendo los niños, haciendo la comida o recogiendo la casa, se pueden vivir momentos muy amenos.
  2. Entre 15 y 30 minutos es casi obligatorio sentarse con los hijos a hablar, a jugar o conversar para conocer un poco más de sus vidas.
  3. Compartir experiencias pasadas y dar el ejemplo es clave para la comunicación, la educación y la convivencia.

Ya lo expresó Sue Atkins: No hay tal cosa como un padre perfecto. “Así que solo sé uno real”, de eso se trata la vida de padres de ser original, pero presente en la vida de los hijos, es triste pero se está viviendo la era de la virtualización de los padres, se observa que si acaso por videollamada ven a sus hijos, otros que aunque viven y se ven a diario parecen que son extraños y así sucesivamente Los hijos necesitan padres que estén presentes con defectos y virtudes pero sobre todo con amor, paciencia y buen ejemplo.

Como siempre el llamado a la conciencia y reflexión sobre lo que hacemos con nuestro rol de padres, vale la pena equivocarse pero reflexionar es de humanos. Un abrazo y hasta la próxima.

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *