prudencia

CONFLICTOS FAMILIARES

Desde que nacemos estamos acostumbrados a actuar bien pensando lo que hacemos o actuando por intuición, en todo caso obtenemos resultados y de estos se va alimentando nuestra experiencia. LOS CONFLICTOS FAMILIARES deben ser resueltos de inmediato con la participación de la familia o por lo menos de los involucrados en el caso de que solo sea uno de los padres si estan presentes los dos deben manejar la misma información en le momento de llegar a la solución.

A medida que crecemos y vamos teniendo diferentes experiencias es posible encontrarnos con obstáculos y de la forma con que intentemos superarlos dependerá nuestro destino. De ahí que es de humanos errar pero también es de humanos la ventaja frente los animales de ser seres racionales con capacidad de pensamiento y poder de decisión.Por eso los conflictos familiares deben tomarse con total madurez e importancia.

Existe una conocida fabula que nos ayudará un poco a entender esto desde un punto de vista diferente, la cual habla de que: “Ante una tormenta, el junco se dobla a merced del viento. Pierde su forma, pero no se quiebra. Por el contrario, el roble, más fuerte y orgullosos, se enfrenta a los elementos oponiendo resistencia. Aunque se mantiene inalterable, corre el riesgo de partirse en dos”.
Afirmar si una u otra actuación es mejor no sería acertado porque cualquier acción puede depender de la circunstancia. Por ejemplo frente casos de enfermedades complicadas, muertes de seres queridos o grande pérdidas entre otros debemos hacer acopio al valor y zarpar a toda vela mientras que en situaciones como una inversión se puede adoptar una actitud más conservadora y esperar el mejor momento.

Cualquier posición es buena siempre que vaya en beneficio de la vida y la armonía para conseguir una vida plena y feliz para nosotros y quienes nos rodean, es bueno pensar no solo en nosotros mismos sino en quienes nos acompañan que son nuestros hijos y viceversa, es lamentable ver a familias que no se hablen, hijos con padres disgutados, hermanos con hermanos y asi infinidad de conflictos sin resolver.

Así pues es recomendable tener un poco de empuje o impulso en nuestras vidas y resolver los conflictos familiares inclusive hacer uso de un toque de locura a fin de poner una chispa de atrevimiento en el día a día, para esto es posible que practiques proponiendo con a tus hijos sitios para salir a divertirse, compartir sus gustos y preferencias.

LEE TAMBIEN: REALIDAD Y DESAFIOS DE LA FAMILIA

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *