miedos

COMO SER PADRE

Como ser padre y ganarle a los miedos va de la mano de esa emoción primaria que es el miedo y hace que nuestro comportamiento se vea afectado al punto incluso de tronchar nuestro crecimiento personal. Para poder combatirlo es necesario identificar cual es la causa.

Nadie  se ha escapado de sentir alguna vez miedo inclusive desde pequeños experimentamos este sentimiento y a medida que hemos ido creciendo vamos superándolo no por ejemplo el miedo a la oscuridad, a estar solo, a conocer nuevas personas, entre otros son los miedos más comunes de la infancia,  al convertirnos en padres aparecen nuevos miedos porque entramos en un mundo totalmente desconocido.

 

Cuando nos hacemos mayores aparecen nuevos miedos en nuestras vidas,  muchas veces el hecho de ser adultos nos cohíbe a pensar que estamos sintiendo miedo y tendemos a no concienciar sobre tal sino a colocarle etiquetas como prefiero seguir así, porque me ha ido bien. No buscamos ayuda y nos creemos que si decimos que no sabemos cómo dirigir una situación con nuestros hijos estamos siendo malos padres, cuando en realidad lo malo es hacer siempre lo mismo y por supuesto obtener siempre los mismos resultados.

A continuación te dejo una seríe de elementos que te ayudaran como ser padre y superar obstaculos y miedos:

 

  1. Comprensión

     Para comprenderlos es necesario que escuchemos a nuestro cuerpo y para ello es importante observar que:

  • La expresión física. Hay que reconocer si estamos habitualmente nerviosos, sudorosos, distraídos, sensibles, ansiosos, con mal genio, ganas de llorar, a la defensiva, en fin, cualquier comportamiento no habitual es señal de alerta.
  • La causa que justifica la acción. Comprender cuál ha sido el detonante para yo actuar o estar inmerso en ese círculo de miedo. De esta manera podremos canalizar dicho sentimiento.
  • Nuestra aprobación.Uno de los aspectos más importantes a trabajar, consiste en que asumamos que está aquí y debemos vivir con él. El reconocer nuestros sentimientos es el primer paso para comenzar a controlar la situación. No hay que calificarlo ni como bueno ni como malo, simplemente está.
  • Proyección. Imaginemos una vida sin ese miedo, mírate en el espejo y define como te ves.
  1. De frente al problema:

Una vez comprendido nuestro miedo, es esencial saber las ventajas que representa para nosotros gestionarlos de una manera adecuada. Muchos miedos vienen dados por la misma sociedad en que vivimos, por ejemplo el miedo a la soledad, la sociedad nos prepara y nos señala para que hagamos vida de pareja y formemos familia, pero no por esto todos tienen que hacerlo así hay personas que llegada una edad lo hacen para cumplir socialmente no porque sea su deseo.

Mantén una vida saludable, practica técnicas de relajación y recuerda un cuerpo sano, se traduce en una mente sana, pero sobre todo piensa que somos un ejemplo para nuestros hijos. Estando así podemos hacer frente a cualquier situación.

Gestiona el miedo y vuélvelo un aliado, cada vez que estamos en situaciones extremas nuestro cerebro se alerta al máximo y el instinto toma las riendas, aprovecha esta actitud y conviértela en tu aliada para tomar las mejores decisiones.

 TE PUEDE INTERESAR PADRES Y LAS EMOCIONES

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *