di no

COMO DECIR NO

Dejemos de complacer a todo el mundo, es el momento de tomar las riendas de nuestras vidas, de poner a volar nuestra propia esencia y de complacernos a nosotros mismos. Y muhos pueden decir y como decir no y sentirnos bien, muchos días cuando llega la noche y realizo una introspección de lo que fue mi día descubro que todo lo que me rodea está perfecto pero que yo lo único que siento es un agotamiento físico y mental terrible. Alguno de vosotros habéis experimentado algo similar? Es probable que sí.

Es natural por la propia dinámica humana que tratemos de hacer felices a los que nos rodea, que queramos ayudar a todo el mundo, incluso que en ocasiones antepongamos el bienestar ajeno antes que el nuestro. Pero cuidado no debe ser esto nuestro diario de vida, porque de no saber como decir no podemos caer en un estado de ansiedad o estrés.

Juguemos siempre hacer el bien, a ayudar cuando podamos y nos necesiten pero no sacrifiquemos nuestro equilibrio físico y mental por una necesidad de aceptación, Ya lo dice Paulo Coelho: “Todo estrés, ansiedad y depresión son causados cuando vivimos para complacer a los demás”. Si nuestros niveles de entrega son exagerados los convertimos en obligación y sólo existirá una valoración positiva cuando lo que se busca se logra.

Arriba primero que nada nuestro autoestima somos grandes ya por existir, entonces aprendamos a respetarnos, a ponerle límites a quienes nos rodean y a decir ahora no puedo, en este momento es imposible, en fin, lo ideal el como decir no con cordialidad y amor. Una vez dado este paso el resto se hará solo.

El miedo a ser rechazado es muchas veces generado por nuestra mente, puede incluso ni aparecer en la realidad solo que como son experiencias nuevas nuestro subconsciente puede hacernos una mala jugada. Maxwell escritor estadounidense afirma: “La Mayoría los temores los generan nuestros sentimientos”. Es momento también de dejar fluir el momento y solo esperar a que las cosas ocurran.

 COMPLEMENTA TAMBIEN CON PADRES Y ESTRES

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *