enseñar a dormir a un niño

COMO CONSEGUIR QUE TU HIJO DUERMA

Desde que estamos embarazadas estamos pensando en como conseguir que nuestros hijos duerman nos empiezan a decir duerme ahora que puedes, ya verás cuando nazca él bebe o vuelves  a dormir nunca más, como te salga como el mío. Yo tengo 3 años sin dormir, el nuestro duerme en brazos, yo lo tuve que meter en la cama con nosotros porque no deja dormir.

En fin te van llenando la cabeza de tantas cosas, que ya nace el niño y uno esta mentalizado a que nunca más dormiremos bien, y aquí pueden ocurrir dos cosas, una que el niño(a) duerma mucho o normal y otra que el niño(a) no duerma como debería.

Para el primer de los casos no hay más que alegrarse porque el niño de forma innata lo hace, en el segundo de los casos hay que tomar conciencia que el sueño como cualquier hábito hay que enseñarle al niño una serie de condiciones que permitan enseñar  el hábito de dormir, y que bien lo aprenderán algunos antes y otros después pero lo aprenderán siempre que el niño(a) sean completamente sanos y no tengan algún cuadro clínico.

En lo que aquí respecta me baso  en el término niño en  general para referirme a  masculino y femenino, con condiciones sanas y libres de medicaciones continuas, síndromes o padecimientos clínicos. Y ¿cómo podemos enseñar a dormir a un niño?, para responder a esta pegunta debemos seleccionar alguna de las opciones siguientes:

  1. Quiero que se duerma solo.
  2. Quiero dormirlo en brazos.
  3. Quiero hacer colecho.
  4. Quiero dormirlo en brazos y luego ponerlo en su cuna.

Esta respuesta es primordial porque de ahí partimos, hay que entender que al niño no le gusta dormirse en brazos cuando tiene 1 año porque es lo que quiere, “NO”, al niño le gusta lo que le hemos enseñado, porque no ha conocido otra cosa. Y a lo que nos disgusta a medida que crecen los métodos  que tienen para dormir los niños es a nosotros los adultos porque nos pesan los niños en brazos, no estamos a gusto 3 en una misma cama, queremos nuestra intimidad, se nos despiertan más a menudos porque los hemos dejado en su cama y se durmieron en brazos.

Yo trabajo con los padres porque son estos los responsables de cómo y que enseñarle a sus hijos lo que ellos quieren que aprendan, a mí me llegan padres con niños por lo general a partir de 2 años, las consultas son casos como: mi hijo solo duerme entre nosotros y es que ya no podemos, estamos cansados, así ninguno duerme, cuando era pequeño si pero ahora imposible, que hago no se queda en su habitación, es que no hace más que llorar, o cuando lo dejo en su cuna parece que algo le duele llora tan fuerte, o peor aun NO ENTIENDE QUE AHORA YA TIENE QUE DORMIRSE SOLO EN SU CAMA. Entonces mis primeras pregunta son ¿cómo lo enseñaste a dormir?, ¿cómo lo ha hecho siempre?, ¿cómo le estas enseñando a cambiar su método?, la respuesta, ninguna concreta, comentan cosas como: es que antes era diferente, era pequeño, es que como dejarlo solo con 6 meses, es que mi pobre hijo sufrió de cólicos, y así sucesivamente pero nadie asume que hubo un proceso de enseñanza y que es más difícil desaprender para aprender que aprender desde el inicio.

Oskar Jenni pediatra habla de respetar la bondad de ajuste del niño y esto es una de las bases de mi método de trabajo, siempre hay que atender las necesidades del niño NUNCA ABANDONARLO.

Mi método tiene una duración de 21 días, los resultados suelen verse antes y la duración depende los padres, su constancia y aprender ellos también a respetar lo que han querido lograr.

Voy  a comentar un  pequeño resumen de la metodología que trabajo, los pasos serían:

  1. Reconocer las condiciones del hábito que queremos seguir para que el niño duerma.(Como queremos que duerma)
  2. Predecir los obstáculos que se puedan presentar, como se pueden evitar y como los podemos solucionar.(Predecir acontecimientos)
  3. Crear las situaciones adecuadas para que se le respeten las condiciones ambientales. (Ruido, luz, compañía, espacio físico y ambiental en general).
  4. La conducta de los padres debe ser la misma para con el niñoen el sentido de cómo se quiere que duerma, se debe mantener en rigor al igual que los pasos anteriores y manejarse igual por ambos o la persona encargada de acostar al niño.
  5. Práctica y práctica.

Os pongo el resumen de un caso de una consulta real, sus padres acuden porque tienen una niña de 8 meses que duerme solo con ellos y ya la madre tiene que empezar a trabajar y no pueden continuar con elcolecho, desean que duerma sola en su habitación y las veces que lo han intentado la niña llora y termina en la cama con sus padres.

  1. Querían que la niña se durmiera sola en su cuna.
  2. Los acontecimientos que se predijeron fueron: la niña lloraría a dormir en un lugar nuevo y sola, no aceptaría su cuna porque nunca la había conocido, la niña querría que la acompañaran sus padres. Los medios de prevención aplicados fueron 1 semana de entrenamiento y conocimiento del medio. Se le presento su habitación, su cuna se hacían actividades como juego en alfombra, se le daba el biberón en esa habitación y se bestia allí en su cuna, se empezó a jugar en la cuna a dejarla por espacios de tiempo programado para que conociera y reconociera el espacio como suyo.
  3. Las condiciones ambientales eran las favorables para permitirle conciliar el sueño.
  4. Los padres crearon la frase de “es la hora de descansar” para decirla cada vez que se fuera a ir a dormir. Y se le diría cada vez que llorara y se le acompañara a dormir.
  5. Se empezó a enseñarle a dormir las siestas en su cuna así por 1 semana y luego a la segunda semana se le paso a dormir en la cuna.

Los resultados fueron sorprendentes, la niña en la segunda semana durmió sus noches tranquilas en su cuna. Los momentos de llantos fueron pocos y en las primeras siestas, a la niña No se le dejaba sola, siempre estaba su madre o padre la calmaban con la frase que crearon, le daban un beso y abrazo y la volvían a meter en la cuna, comentaban en las sesiones que la niña se calmaba enseguida y en la última semana la niña era puesta en su cuna despierta y sola lograba dormir.

Este entrenamiento es el resultado de un trabajo organizado, constante y consiente de los padres y de la pequeña donde se involucraron y comprometieron a seguir las normas y plan de trabajo.

No se pueden esperar resultados de un día para otro, hay que estar consciente que un proceso de aprendizaje toma su tiempo, que los hábitos tardan en aprenderse, que solo con la práctica se consiguen sucesos que afecten o no al método y que hay que predecir muchos de esos eventos sobre el conocimiento del niño, los padres deben estar de acuerdo en lo que se quiere lograr y deben ser partícipes del cambio que se quiere conseguir.

Queridos padres NUNCA  un niño sano tiene que ser sinónimo de trasnochos y cansancio pasado sus 3 primeros meses de vida comienza a demandar menos alimentación y van ajustando sus horarios de comida.

Niños que duermen bien son niños sanos y felices con padres que duermen bien que son padres con ganas de jugar, educar y compartir momentos especiales.

  LEE ESTE CASO DE LA VIDA REAL: MI HIJO DE 6 AÑOS NO QUIERE DORMIR SOLO

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *