bullying soluciones

EL BULLYING UN ENFOQUE EMOCIONAL

Que tema este el bullying, a los padres nos aterroriza, los adolescentes lo evitan y los niños apenas lo conocen. Este término del inglés cuya traducción es intimidación, maltrato u hostigamiento ejercido en cualquier forma: física, verbal o psicológica.

Se dice que ya en el siglo XIX  el bullying era conocido, actualmente se habla de su incremento debido a la masificación de las escuelas, la sensibilidad social y la participación de las familias afectadas a la hora de buscar ayuda, hoy por hoy se hacen denuncias y se buscan soluciones.

Los padres están en un alerta constante al igual que profesores, hay situaciones de conflicto que también se confunden con este término. En la actualidad es tal la necesidad de evitarlo que se llega a los extremos, por este afán de tener todo controlado, se observan casos reales que no se resuelven, otros que no lo son que reciben atención y así muchas veces se acierta y otras no.

Gracias a los avances en la educación, la psicología, la inteligencia emocional y la comunicación los sistemas educativos han ido evolucionando pasando de ser autoritarios a ser participativos y respetuosos, los alumnos pueden opinar, los padres pueden comunicarse abiertamente con los colegios y estos con la familia.

Una noticia publicada en El País señala: “Los alumnos ya no se sienten chivatos ante el acoso escolar”, están conscientes que son ellos mismos los que pueden parar el acoso desde una perspectiva de homólogos e iguales antes de ir a pedir ayuda ante un profesor. Aqui te lo cuento, dale play al video:

Cuando es el grupo cercano al acosador el que ejerce presión para poner fin a esta situación y liberar al acosado se dice que se ha despertado la empatía, se manifiesta a través de que los demás reconocen que hay un daño hacia un afectado, quieren ayudarlo y lo hacen. Esto se logra a través de la manifestación de emociones positivas que se trasmiten con los hechos hacia buscar el beneficio del compañero afectado.

Las habilidades sociales del acosador se encuentran mal administradas, pretende hacerse notar a través de la fuerza, busca el poder e influencia sobre el grupo a través de inducir miedo y por la anarquía cree ganarse el respeto. El acosado no es capaz de manifestar su miedo, rabia y tristeza para poder defenderse, en la mayoría de los casos su autoestima está afectada y no existe gestión emocional, solo un silencio que invade y el daño que crece dentro de él.

En el bullying, el acosador es satanizado por la mayoría del entorno sin buscar las causas que lo llevan a tener este comportamiento, en los hogares son fuertemente castigados cuando se descubre un acto de este tipo, los alumnos que están en contra y los profesores juzgan y aplican las medidas correspondientes, pero ha llegado el momento de saber qué es lo que se esconde detrás de un acosador:

  1. Problemas familiares o personales.
  2. Violencia familiar.
  3. Niños o adolescentes maltratados.
  4. Problemas de autoestima, miedo al rechazo.
  5. Ganas de llamar la atención y obtener reconocimiento dentro de un grupo.

Hay mucha carencia de formación y comunicación en los hogares a nivel mundial los estilos de educación familiar han pasado de un extremo a otro, no existe equilibrio como lo dice Emilio Calatayud los padres han pasado de ser autoritarios a ser colegas de sus hijos.

Existen padres que se convierten en sobreprotectores cuando vienen de padres autoritarios, para evitar el dolor que ellos sufrieron crean una burbuja alrededor de sus hijos, los resultados hijos con problemas de autoconocimiento, autocontrol, desmotivados, con pocas habilidades sociales y sin empatía.

Está el otro extremo los autoritarios que son inclementes con sus hijos, no gestionan las emociones, dan órdenes y creen que cualquier experiencia negativa hará a los hijos más fuertes, si es el caso del acosador piensan que está bien hacerse respetar en su grupo y si es el acosado advierten que se debe hacer fuerte y no parecer un débil.

Cuando se consiguen estas barreras es muy difícil ayudar al acosado porque él mismo duda de la situación que está viviendo, no sabe si debe aceptarlo para hacerse más fuerte o buscar ayuda para pararlo.

Desde el punto emocional la propuesta que os traigo para hacer frente al bullying a se basa en:

  1. Desde las emociones básicas: Reconocer el miedo, la rabia y la tristeza y gestionarlos adecuadamente.
  2. Desde la comunicación: Aprender a decir lo que se siente, a expresar lo bueno y lo malo de otras personas.

La invitación es hacía una educación emocional capaz de evitar la experiencia de pasar por esta situación. Hay que enseñar a los niños a que expresen lo que sienten, a que se respeten así mismo y a quienes le rodean, a comunicarse con asertividad y empatía.

El entrenamiento emocional debe comenzar el casa, los pares son los primeros responsables de ayudar al niño a construir su autoestima, un niño seguro de sí mismo será un niño con autoconciencia y capaz de conocer sus debilidades y fortalezas útiles para su desarrollo.

Los padres deben ayudar al niño a conocerse así mismo para:

  1. Diferenciarse de quienes le rodean.
  2. Conocer sus debilidades y fortalezas.
  3. Defender sus derechos, opiniones y respetar la de los demás.
  4. Gestionar sus emociones negativas sin negarlas ni temer a convivir con ellas.
  5. Impulsar la creación de emociones positivas para combatir las negativas.
  6. Fomentar la autoconfianza.
  7. Fortalecer la autoestima.
  8. Afrontar situaciones de conflictos y buscar las soluciones.
  9. Desarrollar la asertividad y empatía.

Hay que recordar que importantes estudios y expertos resaltan que los niños y adolescentes recurren al bullying como medida de escape a las situaciones que viven en casa. Si se trabaja desde casa la prevención se prepara a los niños a protegerse y a no callar ante el maltrato, contribuye a que los espectadores actúen y paren al acosador. De esta forma de previene y se ayuda al mismo acosador que también han sido o son  víctimas de alguien.

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *