terapeuta infantil en salamanca

AUTOESTIMA Y LA ACEPTACIÓN DE LOS HIJOS

La autoestima y la aceptación de los hijos son dos cosas que van de la mano, el autoconcepto de los niños se va formando con la opinión que ellos reciben de sus padres, de terceros y la suya propia. Es un gran comienzo para ayudarles a construir una autoestima sana el aceptarlos como son con sus fortalezas y debilidades y en este sentido descubran sus propias competencias personales.

Cuando un niño se aprende a conocer es capaz de aceptar a otros y el primer paso es sentirse aceptado dentro de su grupo familiar, las etiquetas aquí no tienen lugar. Hay que ayudar a los hijos a que entiendan lo que un día dijo Persio: “Todo lo que buscas está en ti”.

En la educación se suelen tomar distintos caminos y uno de ellos muchas veces va hacia el enfoque de lo que los padres desean que sean sus hijos sin dejarlos a ellos conocerse realmente. En este caso nos esforzamos por proyectar incluso nuestras propias frustraciones para convertirlas en sus logros.

Para contribuir a formar una autoestima sana y aceptar a los  hijos como son se puede:

  1. Enfocar la educación al disfrute del presente siendo consciente de las fortalezas y debilidades del niño sin enjuiciar.
  2. Confiar en el hijo que tienes ahora para poder imaginar y ayudar a ese hijo del futuro que debe estar preparado para la vida.
  3. Cuando crees las normas involucra a todos los miembros de la casa y confirma que todos entiendan los beneficios de las mismas.
  4. Respeta las competencias, habilidades y destrezas que tiene tú hijo, no lo fuerces a ser quien no es.
  5. Aceptar que la perfección no existe, es un ser humano y también se puede equivocar.

Cuando se es padre e incluso antes es muy normal imaginar que nuestros hijos harán, pensaran y actuaran siguiendo nuestras directrices, sin embargo, nacen y cada día nada más lejos de esa realidad. Para poder sobrevivir a esto lo mejor es apoyar el estilo educativo familiar sobre el respetuoso y celebrar sus logros.

En la educación es importante considerar todas las ocasiones como un gran momento para conectar, reforzar, aprender y compartir a fin de que padres e hijos se vayan conociendo mutuamente y los padres puedan hacer su rol de guía y compañía en el fortalecimiento emocional y cognitivo.

A continuación estos pequeños ejercicios para reflexionar sobre la autoestima y aceptación de tus hijos:

  1. Imagina tu hijo ideal. ¿Afecta en algo su autoestima?, ¿Es un niño o adolescente independiente y autónomo o sumiso sin personalidad?
  2. Escribe las cosas que tú quieres que tu hijo haga y compáralas con las que él o ella realmente quiere hacer. Reflexiona sobre las diferencias.
  3. Pregúntale a tu hijo sobre sus fortalezas y debilidades, compáralas con las que tú percibas que tiene. Reflexiona como lo ayudas a ser autónomo e independiente respetando sus propias competencias, habilidades y destrezas.

El arte de educar consiste en aceptar a los hijos como son y con ellos construir un mundo de vivencias y experiencias que lo preparen a seguir siendo único en el mundo para el cual se están preparando, muchas veces los hijos que se convierten en sumisos y terminan siendo copias en el mundo como lo dijo: Carl Gustav Jung: “Todos nacemos originales y morimos copias”.

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *