pensamientos

AUTOESTIMA CON NIÑOS Y ADOLESCENTES

El autoestima con niños y adolescentes es primordial trabajarlo desde una optica equilibrada no es conveniente un autoestima alto, pero tampoco debe ser bajo y buscar ese equlibrio es bastante complejo. Woody Allen dijo: “No conozco la clave del éxito pero la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo”. Estas palabras son dignas de reflexión para este pequeño tema. Queridos padres, ¿cuántas veces hemos dejado pasar alguna oportunidad simplemente porque a alguien cercano no le gusta lo que se nos presenta o nos hacen dudar acerca de ello? Es probable que a todos en algún momento está situación nos haya sucedido. Peor aun que sometamos a nuestros hijos a una constante aprobación para su satisfacción.

Hay que trasmitir que el autoestima con niños y adolecentes es elemental para la  realización personal, pero que no hace falta conseguir la aprobación de terceras personas, por el contrario esta búsqueda puede ocasionar trastornos en los comportamientos e inclusive bajar el autoestima. Frases como: “No se te ocurra ir a ese sitio, ahora no es momento”, “Tú no eres capaz de salir solo adelante con eso”, “Te falta experiencia”, “Yo que tú lo pienso mejor”, “No está bien que juegues así”, “Si pierdes no me digas nada, porque te diré yo te lo dije”, “No todo lo que brilla es oro”, entre otras, son más común escucharlas que un “Si puedes”, “Eres capaz de eso y más”, “Inténtalo el éxito se consigue recorriendo el camino” y muchas más que estén llenas de buenas vibraciones, sentimientos y emociones.

La independencia es una cualidad que vamos adquiriendo con el tiempo y con el reforzamiento de nuestra autoestima, a través de ella mantendremos equilibrados los pensamientos, sentimientos, emociones y valoraciones propias de nosotros mismos.

     Con la siguiente práctica  entrenaremos el autoestima de niños y adolescentes para fortalecer la independencia:

  1. Considéralo un ser valioso por naturaleza, no lo enseñes a que espere recibir gratitud de otras personas, eso lo vuelve dependiente y se puede traducir en frustración porque se crea falsas expectativas con respecto a una opinión o juicio. Por ejemplo que no espere que alguien le diga al correr que bien lo haces, el debe aprender a autoevaluarse.
  2. Decisiones individuales,  los resultados solo serán consecuencia de ellas, si toma una decisión basada en un juicio ajeno, el resultado sea bueno o malo será determinante de ese comportamiento. Piensa por un momento que rechazaste un empleo porque a tu pareja no le parecieron las condiciones que te ofrecieron, mañana necesitas dinero y él no puede dártelo; si hubieras aceptado tu propuesta de empleo tuvieras esa libertad económica. El efecto es producto de lo que tú finalmente decidiste. El mismo aprendizaje debes trasmitirlo a tus hijos.
  3. La voluntad hace la diferencia, su felicidad, los logros, el aprendizaje que adquiera y los resultados del día a día solo serán sus consecuencias, nadie sentirá esa plenitud como él por lo que alcance, o la tristeza y desolación por lo que no logro, entonces, no le enseñes a esperar  más comienza desde ahora con pequeñas decisiones y veras como aprende a alcanzar su propia victoria independiente de cargas y dependencias.

LEE TAMBIEN HABLAR DE AUTOESTIMA

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *