Adafrancys

10 ASPECTOS PARA CONSEGUIR BIENESTAR EMOCIONAL

Cuando hablo de Bienestar Emocional me refiero al estado de ánimo en el cual nos sentimos bien, tranquilos, percibimos que gestionamos nuestras emociones y somos capaces de hacer frente a las presiones del día a día, siendo esto la base fundamental para lograr una vida sana, feliz y plena.

Según el Hospital clínico de Barcelona: “El bienestar emocional lo constituyen el conjunto de sensaciones positivas derivadas de un funcionamiento mental que nos capacita para hacer frente o adaptarnos a las situaciones y demandas ambientales”.

A lo largo de nuestra vida nos vamos enfrentando a vivencias que generan reacciones de estrés y que a largo plazo pueden asociarse a sufrimiento mental. En esos momentos de pandemia conviene desarrollar habilidades que nos ayuden a disminuir los síntomas de malestar psíquico. Además, algunas veces, ante factores estresantes importantes (por ejemplo, la muerte de un familiar, una pérdida laboral, un problema de salud o cualquier situación atípica) pueden crear reacciones que afectan a la salud mental de un individuo.

Existe mucha información y tendencia al autocuidado en la actualidad, sin embargo, hay estudios que demuestran que desatendemos nuestro interior y tenemos comportamientos que nos alejan de llevar una vida equilibrada.

Estos son algunos rasgos que nos indican que no estamos trabajando nuestro bienestar emocional:

  1. Estar siempre a la defensiva: Esta manera de auto protegernos es interpretar como un ataque hacia nsotros las acciones de los demás. Esto nos hace ser intransigentes e incapaces de ponernos en el lugar del otro.
  2. Ser excesivamente críticos e inflexibles: Juzgar con dureza tanto los comportamientos de los demás como los nuestros propios, demuestra que nuestra mente es rígida y no tolera comportamientos que se alejen de la norma.
  3. Sentirse cansado(a) y con desinterés: La falta de entusiasmo, la tristeza, la falta de energía o la apatía son signos de que algo está fallando en nuestro equilibrio interno y tenemos una situación de bloqueo.
  4. Resistencia al cambio: El cambio es innato a la vida, pero hay personas que prefieren que nada avance para sentirse seguros. En muchos de estos casos es el miedo el que les impide evolucionar y permitir que lo hagan los demás.

Estas son algunas técnicas que podemos poner en marcha para lograr un mejor bienestar emocional:

  1. Identifica tus emociones: Conocerse a uno mismo es fundamental para sentirnos en paz. Repasa habitualmente qué emoción estás sintiendo y búscale una explicación. Te conocerás mejor y sabrás cómo enfocar el día a día.
  2. Duerme bien: Si dormimos las horas que nos corresponden estaremos restaurando alma y cuerpo. Lo mejor es irse a dormir a la misma hora todos los días y mantener hábitos que nos ayuden a tener un sueño reparador para evitar sentirnos cansados, ansiosos o confusos al día siguiente. Cuida muy bien la higiene del sueño.
  3. Momentos para ti: Aprende a parar, regálate 10 minutos de no hacer nada. Puedes mirar por la ventana, sentarte al sol, soñar despierto o meditar. Estos momentos de descanso te reactivaran y te sentirás mejor.
  4. Ten y comparte ocio: Existe un ocio individual que nos llena, como puede ser la lectura de un libro o la visita a un museo, pero también conviene compartir intereses con otras personas para aumentar nuestro sentimiento de pertenencia dentro de un grupo y la sociedad.
  5. Disfruta de las cosas cotidianas: Potencia tu mente de principiante, tu curiosidad, tu asombro, tu sentido del humor y tu capacidad de juego. La vida está llena de cosas pequeñas para ser disfrutadas al máximo.
  6. Libera energía y estrés: Realiza algún ejercicio físico, baila, ríe a carcajadas, disfruta de un paseo por el parque o en la montaña, etc. Cualquier actividad que te resulte agradable contribuye a aumentar tu bienestar emocional.
  7. Vive En el aquí y en el ahora: El presente es lo único que tenemos, no te ates al pasado ni viajes al futuro. Lo que tienes es este momento es lo único que puedes disfrutar. Siente la caricia del viento, el sol en tu cara, el contacto de tus seres queridos, etc.
  8. Activa el agradecimiento y la generosidad: Intenta ser consciente de todo lo bueno que te rodea y procura ser generoso con los demás. Todo lo que des, desde un simple abrazo o un tiempo como voluntario ayudando a otros de forma desinteresada, es algo que te llenará interiormente.
  9. Busca ayuda siempre que lo necesites: No somos seres omnipotentes. Si te encuentras colapsado(a) habla con un amigo y si crees que necesitas ayuda profesional acude a un psicólogo.
  10. Ámate a ti mismo: Quiérete y perdónate. No sientas rechazo ante tus emociones negativas, sino acéptalas como parte del proceso. Tener autoestima, valorarnos y ser positivo son pequeños pasos que ayudarán a estabilizarte emocionalmente y que acompañan el camino hacia el bienestar emocional.

Buda dijo: “Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora”

 

Compartir esta publicación:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *